Dr. San Martin
El Dr. San Martín en su despacho.

Con la celebración del Día Internacional Contra el Cáncer de Mama aún reciente, el Dr. Florentino R. San Martín, especialista en Ginecología y Obstetricia, nos habla de los nuevos avances en la lucha contra los canceres que afectan a las mujeres, el de mama, ovario y cuello de útero.

Prevención del cáncer de cuello de útero

Como experto en patología y cáncer cervical, cáncer que causa cada año unas 290.000 muertes en el mundo, es frecuente que trate en esta columna temas de actualidad relacionados con su agente causal -el virus del papiloma humano (HPV)-, por eso hoy hago referencia a un trabajo realizado por científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido), trabajo según el cual dicen haber descubierto que el lopinavir -un fármaco usado contra el SIDA- puede utilizarse también para prevenir el cáncer de cérvix al haber comprobado que reactiva el sistema de defensa antiviral de células infectadas por HPV.

El artículo publicado en Antiviral Therapy, basado en un estudio previo (2006) que demostró mediante cultivo celular el potencial terapéutico de este antirretroviral frente al virus del papiloma, se dice que, el lopinavir destruye selectivamente a aquellas células no cancerosas que están infectadas por el VPH, dejando poco afectadas a las células sanas.

Añade que, debido a que los programas de vacunación puestos en marcha en muchos países para frenar la enfermedad no son efectivos en mujeres ya infectadas, ni protegen contra todos los serotipos del virus, el uso de lopinavir ofrecería una nueva alternativa terapéutica.

El estudio ha demostrado también que aunque se necesitarían dosis entre 10 y 15 veces mayores que la que normalmente requerirían los infectados por VIH -aunque la administración oral sea segura- dado que la aplicación tópica es suficiente, la mejor forma de administrar el tratamiento sería mediante su aplicación local en forma de crema.

Vacuna contra el cáncer de mama y ovario

Aunque aún se trataba de un estudio muy pequeño, una vacuna con virus de viruela modificado (PANVAC), resultó ser eficaz en el tratamiento metastásico del cáncer de mama y ovario, confirmando así los resultados de ensayos clínicos realizados en ratas y  sobre los cuales ya les había hablado con anterioridad en esta columna.

Se prescribió mensualmente PANVAC, una vacuna que contenía unas glicoproteínas (transgenes MUC-1 y Antígeno Carcinoembriónario, con el fin de sobreexpresarlas y aumentar su concentración e inducir la inmunidad) y tres moléculas coestimuladoras de linfocitos T (un tipo de glóbulos blancos, citotóxicos, que componen parte del sistema inmunitario), a veintiséis pacientes con cáncer metastásico que previamente ya habían sido tratadas (veintiuna de ellas con, al menos, tres regímenes de quimioterapia), y se vio que de las doce pacientes con cáncer de mama, la media de supervivencia global aumentaba hasta los 13,7 meses y cuatro pacientes mantuvieron su enfermedad estable y de las 14 pacientes con cáncer de ovarios, la media de supervivencia global fue de 15 meses, lo que venía a demostrar que la vacuna, al aumentar la respuesta inmune, mejorar la evolución clínica, prolonga la supervivencia o en algunos casos estabiliza la enfermedad.

El interés en las vacunas contra el cáncer va en aumento y aunque se necesitan muchos más estudios para cuantificar mejor los beneficios y saber sobre quién deben ir dirigida, los resultados obtenidos hasta ahora y la escasa toxicidad (sólo dolor leve el lugar de la inyección), les auguran un gran futuro.

2 Comentarios

  • 2vf,

    siempre me alegra ver avanses avanses …pero esos avanses como cuestan

  • manipulador de alimentos,

    si no eres mas virgen te puedes vacunar?

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Mucho ojo con la compra y venta de medicamentos por internet
    Siguiente
    ¿Funcionan los cepillos de dientes iónicos?