La salud es un tema que siempre está de actualidad, y sobre el que las personas cada vez tenemos más conciencia. Mejorar este aspecto de nuestra vida pasa por mantener ciertos hábitos y eliminar otros dañinos, aunque no siempre resulta fácil hacerlo.

Uno de esos hábitos que todavía hoy está demasiado extendido es el de fumar, y la lucha contra el tabaco no ha hecho más que comenzar. Te contamos cuáles son los mejores tratamientos para dejar de fumar que deberás seguir si quieres tener todas las herramientas para eliminar este nocivo hábito para la salud.

Tratamientos contra el tabaquismo

Existen varias opciones de tratamientos contra el tabaquismo, que pueden ser más o menos efectivos dependiendo de la persona. No obstante, todo parce de una decisión personal y de la fuerza de voluntad a la hora de dejar el tabaco de una vez y para siempre.

Consultar a un médico especialista

Uno de los fallos que comenten muchas personas que tratan de dejar de fumar es comenzar por su propia cuenta, sin consultar a un profesional. Salvo en casos puntuales, esta alternativa no tiene sentido, puesto que será difícil que una persona sepa cómo llevar a cabo el proceso. Un médico especialista puede aconsejar y ayudar en el camino para que el tratamiento resulte más efectivo.

Puntos de acupuntura para dejar de fumar

Cada vez son más los pacientes que prueban métodos alternativos para dejar de fumar, entre los que se encuentran los puntos de acupuntura. Esto se basa en clavar las agujas en diversos lugares del cuerpo, tocando aquellos puntos donde se generaría el deseo de fumar. No obstante, es un método que no cuenta con respaldo científico.

Hipnosis para dejar de fumar

Un caso similar al anterior es de utilizar hipnosis para dejar de fumar. A través de la hipnosis, se pretende acceder a áreas del cerebro muy concretas para eliminar las ganas de fumar en el paciente. Aunque sus defensores aseguran que sí funciona, no existen pruebas de los resultados a nivel científico.

Productos sustitutivos del tabaco

Por otro lado, lo más habitual es que los pacientes que intentan dejar de fumar obtengan nicotina a través de productos sustitutivos del tabaco o medicamentos, de modo que pueden dejar poco a poco la adicción al tabaco al tener mayor control sobre el síndrome de abstinencia. Entre dichos productos, se encuentran el chicle de nicotina, o el parche de nicotina, pero siempre conviene consultar a un especialista para escoger el mejor tratamiento.

Dejar de fumar es posible siguiendo los pasos adecuados y solicitando la ayuda de un profesional. Ahora que ya conoces los mejores tratamientos para dejar de fumar, es cuestión de tiempo que empieces a disfrutar de tu nueva vida lejos de esta peligrosa sustancia.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cuáles son los síntomas de un preinfarto
Siguiente
Cuáles son las ETS más comunes y cómo se contagian