La vista es uno de los sentidos más afectados por enfermedades y otros problemas en la actualidad, como lo demuestran diversos estudios que indican que cada vez más personas necesitan de la ayuda de elementos externos como gafas o lentillas para ver con claridad. Sin embargo, no todos los problemas de la vista tienen la misma gravedad ni la misma incidencia en la población. Te contamos cuáles son las enfermedades de los ojos más comunes.

Enfermedades del ojo más habituales

Existen algunas enfermedades que son habituales en buena parte de la población, algunas solucionables y otras no tanto.

Conjuntivitis

Se trata de una infección en el ojo que se produce por una alergia o por el contacto con algún elemento irritante y que implica la inflamación de membrana conjuntiva. Generalmente es una afección pasajera que puede curarse con el tratamiento adecuado.

Desprendimiento de retina

Aunque es menos común, también puede ocurrir un desprendimiento de retina a causa de un golpe o por otras causas desconocidas. Los síntomas principales son la distorsión de objetos o la aparición de puntos negros en la visión. Para solucionarlo, es necesario recibir la atención médica profesional y una intervención quirúrgica adecuada.

Catarata

Este problema suele afectar a personas de más de 50 años, y tiene una incidencia entre el 40 y el 50% en todo el mundo. El cristalino pierde transparencia con el paso del tiempo y deja pasar menos luz, lo que a la larga puede llevar a la ceguera si no se trata. La forma de tratarla es a través de una intervención quirúrgica para eliminar el cristalino y colocar en su lugar una lente intraocular.

Glaucoma

El glaucoma se trata de una enfermedad que aparece cuando la presión del líquido acuoso del interior del ojo aumenta y deja de llevar el oxígeno necesario a las estructuras internas del ojo. Esta enfermedad requiere un tratamiento específico y profesional para evitar la pérdida completa de visión del ojo.

Ceguera

Son muchos los casos y las causas de ceguera en el mundo. Se trata de la pérdida completa de la visión, en la mayoría de ocasiones de forma irreversible. Las principales causas pueden ser el glaucoma o la catarata, pero también hay otras razones por las que una persona puede sufrir ceguera.

Defectos oculares frecuentes

Aunque no se pueden considerar enfermedades como tal, también existen otros defectos oculares cuya aparición es cada vez más frecuente.

Hipermetropía

Este problema es uno de los más frecuentes en la vista, y se basa en que los afectados no consiguen enfocar correctamente los objetos cercanos. En estos casos, se mantiene una buena visión de lejos, y además no es progresiva y no tiene consecuencias graves. Su corrección pasa por el uso de gafas o lentillas.

Miopía

La miopía es la enfermedad contraria a la anterior, e impide ver bien los objetos lejanos. La forma de corregirla es a través de gafas o lentillas, con una intervención quirúrgica o mediante la colocación de lentes intraoculares.

Astigmatismo

El astigmatismo puede estar asociado a la miopía o a la hipermetropía, y se trata de la dificultad para ver los objetos bien enfocados sin importar a qué distancia se encuentren. Puede acompañarse de otros síntomas como visión borrosa, distorsión de objetos, etc.

Estas son las enfermedades de los ojos más comunes. Si quieres mantener una buena visión, lo más importante es consultar con un especialista siempre que sea necesario para contar con el tratamiento adecuado.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Consejos para adquirir buenos hábitos de higiene en la infancia
Siguiente
Herramientas que facilitan la vida de los médicos