La higiene es básica en el día a día de las personas a todos los niveles. Ayuda a mantener una buena salud en general, previene enfermedades, y es la mejor carta de presentación para vivir en sociedad y relacionarse con otras personas. Todos los adultos conocemos la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene, pero esto no es siempre sencillo en los niños, con los riesgos que implica una falta de limpieza. Te contamos algunos consejos para adquirir buenos hábitos de higiene en la infancia que acompañarán a los niños durante toda su vida.

Consejos para enseñar a los niños buenos hábitos de higiene

Los niños son esponjas ávidas de información, que siempre están dispuestos a aprender, pero que también pueden desobedecer si no se consigue despertar su atención de la forma correcta. Con unas pautas adecuadas, adquirirán buenos hábitos de higiene muy pronto.

Empezar cuanto antes

Es importante que entiendan la importancia de la higiene personal cuanto antes. La máxima en este punto es que nunca es demasiado pronto, porque tendrá muchos beneficios inmediatos en ellos. Al principio serán necesarias las repeticiones continuas, incluso varias veces al día, para que aprendan y comprueben que deben hacerlo por ellos mismos.

Supervisar su cumplimiento

Hasta que los niños no sean capaces de seguir los hábitos por sí mismos, es conveniente supervisar su cumplimiento, y que el proceso que siguen es el correcto. En este momento se pueden corregir las malas conductas, aunque siempre desde el cariño y el respeto, para que los niños no lo tomen como un castigo y tiendan a evitarlo por todos los medios.

Experiencia positiva

Hay que procurar que los momentos de higiene sean también positivos, e incluso divertidos. Si perciben esos momentos como un juego o una manera de dar salida a su creatividad e imaginación, estarán encantados de formar parte de ello. Las canciones, los bailes, o cualquier otra posibilidad creativa son siempre buenas tácticas para llevar a los pequeños a nuestro terreno.

Dar un buen ejemplo

Los niños aprenden directamente de sus padres, esto es un hecho. Por eso, es de suma importancia que los padres y cualquier otra persona de referencia siga los hábitos de higiene que espera inculcar a sus hijos. No es fácil conseguir que un niño siga ciertas normas si no ve a sus padres ponerlas en práctica.

Estos son solo algunos consejos para adquirir buenos hábitos de higiene en la infancia. ¿Conoces otras formas de conseguir que los niños sigan las normas de higiene por sí mismos? Déjanos tus comentarios.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Cuáles son los beneficios del brócoli para la salud
Siguiente
Cuáles son las enfermedades de los ojos más comunes