Los herpes labiales no son solo estéticamente desagradables, si no que pueden llegar a ser bastante molestos. Si quieres deshacerte de ese invitado indeseado y no volver a verlo nunca más, te explicamos cómo se cura el herpes labial, con varios remedios caseros para que elijas el que más te guste.

¿Cómo se cura el herpes labial?

Los herpes labiales son pequeñas ampollas llenas de líquido que parecen en o alrededor de los labios. El causante de estas lesiones es el herpes simple tipo 1 (VHS-1), un virus que una vez que nos infecta puede permanecer latente toda nuestra vida, provocando la aparición de herpes labiales de forma ocasional sin que haya una cura para la infección. Por suerte, aunque la infección no tiene cura, se puede tratar para que el herpes desaparezca rápidamente.

Remedios caseros para el herpes labial

Prevenir la aparición del herpes labial

La prolongada exposición al sol, que provoca la sequedad de los labios, es uno de los motivos más habituales de que el virus se reactive y produzca un herpes labial. Para evitarlo te recomendamos usar un bálsamo labial con protección solar de amplio espectro que mantenga los labios húmedos y protegidos.

Si ya tienes herpes labial

Aplica hielo directamente sobre la ampolla. Así consigues bajar la hinchazón y aliviar el dolor temporalmente. Utiliza esta táctica a la primera señal de hormigueo.

Desde hace años, la gente ha usado una pequeña cantidad de vinagre para evitar un herpes labial. El vinagre es ácido, y a los virus no les va nada bien en un ambiente ácido. Si tienes herpes usa hisopo de algodón humedecido en cualquier tipo de vinagre y aplícalo en la zona afectada, repitiendo varias veces al día y tirando el hisopo después de cada uso.

Aparte se ha demostrado que las bacterias acidophilus que encontramos en algunas marcas de yogur también obstaculizan el crecimiento del virus.

Por otro lado, se recomienda no aplicar productos para los labios directamente desde el aplicador, y no compartir utensilios, vasos o productos para los labios hasta que la zona esté completamente curada (para evitar contagios).

Después de que la ampolla se haya abierto y formado una costra, tápala con un poco de vaselina para evitar que se agriete y sangre.

De todos modos, no hay que preocuparse demasiado, el herpes labial suele desaparecer por sí solo pasadas una o dos semanas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
A qué edad empieza la menopausia: los síntomas
Siguiente
Consejos para el cuidado de los dientes en niños