Al margen del debate entre legalización Sí o legalización No, los expertos alertan de la creciente aceptación del consumo de las llamadas drogas blandas, principalmente de los porros. España se sitúa entre los primeros países en consumo de porros y muchos jóvenes consideran los porros menos dañinos que el tabaco. Ante esta situación. ¿Cómo dejar de fumar porros?

Consejos útiles para dejar de fumar porros

Puede parecer obvio, pero el primer paso para dejar de fumar porros es convencerse de que hay motivos para dejarlo. Algo que puede ser difícil cuando el entorno del fumador alimenta la percepción, errónea, de que fumar porros no representa grandes riesgos para la salud. Estos son algunos de los efectos de los porros:

  • Entre los efectos inmediatos de fumar porros destacan la taquicardia, desorientación, descoordinación física, somnolencia o depresión.
  • El consumo de porros antes de los 15 años multiplica por seis el riesgo de desarrollar esquizofrenia.
  • El humo de la marihuana contiene del 50% al 70% más sustancias cancerígenas  que el del tabaco.
  • El consumo de porros se asocia a un mayor índice de fracaso escolar.
  • Los porros son adictivos y crean dependencia.
  • Los estudios sugieren que el consumo habitual de porros en mujeres puede resultar en defectos de nacimiento y anormalidades mentales en su descendencia.

Y aún hay más; motivos de sobra para dejarlos. ¿Te has convencido?, pues sigue leyendo.

¿Cómo dejar de fumar porros?

Una vez que admitas que tienes un problema con los porros y que estos no te hacen ningún bien, habrás dado un paso importante para dejar de fumarlos. El siguiente paso es evitar la tentación.

Si tus amigos también fuman porros habitualmente, puede que la presión de grupo te incite a fumar tú también cuando estéis juntos, así que es mejor dejar de salir con ellos durante una temporada, al menos hasta que puedas rechazar un porro sin flaquear (de todas formas, si tus amigos no te apoyan en tu intento de dejar de fumar porros, quizás deberías buscarte otros)

También hay que procurar desprenderse de aquellos objetos que te recuerden al hábito de fumar, como pipas, máquinas de liar…

Aun haciendo lo anterior, seguramente haya momentos en los que desees fumar (eso es lo que provocan las sustancias aditivas). Cuando eso ocurra, simplemente resiste. Demuestra que tu fuerza de voluntad es mayor que el deseo pasajero de fumar; haz algo que te entretenga, las ansias de fumar desaparecerán en un rato. Lo mejor es mantenerse activo todo el día para evitar esos momentos de aburrimiento en los que te apetece fumarte un porro.

Si el consumo de porros estaba asociado a algunas costumbres, por ejemplo, fumar un porro antes de acostarse para relajarse, sustitúyelos por otros hábitos más saludables como tomarse un té, leer un libro o escuchar algo de música (lo que se te ocurra).

Finalmente, si ves que quizás la adicción a los porros era mucho mayor de lo que pensabas y no puedes dejarlo, pide ayuda profesional. Encontrarás un montón de gente dispuesta a echarte una mano.

Y tú, ¿has dejado de fumar porros o lo estás intentando? Comparte tu experiencia en los comentarios.

7 Comentarios

  • Angelito,

    Hola mi.nombre es miguel llevo desde los 16 años fumando porros marihuana hachis me es indiferente ahora tengo 26 y quiero dejar de fumar pero me cuesta mucho y no se que hacer si alguien me podria dar algunos consejos ? Para conseguirlo se lo agradeceria un monton gracias

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    ¿Qué es la fibrosis quística pulmonar?
    Siguiente
    Calorias para mujeres