Una alimentación equilibrada y saludable siempre es importante, pero se convierte en una verdadera necesidad desde el momento en el que sabemos que estamos comiendo para dos. Hay varios alimentos que deben evitarse mientras que el niño va creciendo en el interior de la madre y siempre surgen dudas sobre que platos serán los más adecuados. Por eso hoy dedicamos el espacio a hablar sobre cómo deberían ser los menús para embarazadas.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el aumento de peso deberá ser gradual. No se trata de comer por dos sino de comer para dos, es decir, se deben aportar los alimentos necesarios para la correcta gestación del niño y no una gran cantidad de comida con escaso valor nutricional. Abusar de las grasas puede conducir a un problema de obesidad.

¿Cómo deben ser los menús para embarazadas?

Los productos lácteos deben incluirse en la dieta imprescindiblemente, ya que el calcio contribuye a la formación de los dientes y los huesos del bebe. Todos los menús para embarazadas deben contener también hierro, ya sea a partir de legumbres o huevo. Esto también se puede conseguir consumiendo pescados o carne pero es muy importante que no se tomen crudos.

Menús de desayunos para embarazadas

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día, por eso en el caso de las embarazadas es imprescindible asegurar que la primera alimentación del día sea fuerte y les ofrezca las energías suficientes, ya que queman más calorías. La fruta suele ser la mejor opción.

Menús de comidas para embarazadas

Lo más recomendable es que las comidas sean variadas. Esto suele ser un problema si la futura mamá tiene gustos especiales con los alimentos y se niega a tomar algunos. En estos casos  se debe tener en cuenta, no solamente que es esencial para el crecimiento del bebé, sino también que los gustos cambian mucho durante el embarazo.

Menús de cenas para embarazadas

La cena debe ser siempre más ligera que la comida y consumirse varias horas antes de irse a la cama, ya que así podemos asegurar que descansara de la forma adecuada. Incluir postres que contengan productos lácteos es muy recomendable.

Por último, es muy importante no saltarse comidas durante esta etapa y asegurarse de beber al menos 8 vasos de líquido diariamente. Si conoces más consejos para elaborar menús para embarazadas, te animamos a comentarlos en esta entrada.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Dermatitis atópica en bebés: ¿cómo se previene y se trata?
Siguiente
Causas de la diabetes, tipos y síntomas iniciales