diabetes

¿Qué es la diabetes?

La diabetes consiste en un aumento del nivel de azúcar en la sangre, producida cuando el páncreas no es capaz de producir la cantidad adecuada de la hormona insulina o el cuerpo no es capaz de utilizarla eficientemente.

A consecuencia, el organismo se va deteriorando y la salud cardiovascular está en riesgo para el individuo que padece esta enfermedad, así como la visión y función renal.

 Tipos de diabetes

 Diabetes tipo 1

Este tipo de diabetes se produce por la producción insuficiente de insulina. Se denomina: insulinodependiente y comienza a edades muy tempranas.

Diabetes tipo 2

En esta forma de diabetes el organismo comienza a presentar resistencia contra la insulina que es producida por el páncreas, que puede llegar a ser más alta de lo habitual al inicio de la enfermedad y posteriormente disminuir su producción.

Es más frecuente que dé comienzo en edades adultas, aunque debido a malas rutinas está empezando a aumentar el riesgo en la población cada vez a edades más tempranas.

 Causas de la diabetes

–          Causas de diabetes tipo 1

La aparición de este tipo de diabetes puede ser por predisposición genética a consecuencia de antecedentes familiares.

Sin embargo, los motivos de la aparición de esta modalidad de diabetes no son 100% exactos.

–          Causas de diabetes tipo 2

El factor hereditario también influye bastante en la predisposición a padecer diabetes del tipo 2.

Otras causas frecuentes de este tipo de diabetes son: llevar un estilo de vida sedentario y malos hábitos alimenticios.

 Síntomas iniciales de la diabetes

 La enfermedad se caracteriza por la aparición de los siguientes síntomas:

Sed constante, cansancio, trastornos de visión, infecciones frecuentes, hambre persistente, exceso de orina, entumecimiento de pies y manos.

Son los mismos para los dos tipos de diabetes pero normalmente se presentan con mayor intensidad en el tipo 1.

 Cómo prevenir la diabetes

 Para prevenir la aparición de diabetes tipo 2 es necesario controlar nuestro nivel de azúcar en sangre, realizándonos pruebas médicas periódicas, sobre todo si tenemos predisposición a padecer esta enfermedad o antecedentes familiares.

Además, lo más importante es llevar un estilo de vida saludable:

-Practicar ejercicio diario y moderado

-Controlar la ingesta de hidratos de carbono y sobre todo azúcares. Debemos limitar al máximo tomar alimentos con alto contenido en azúcar y podemos sustituir los hidratos de carbono simples por los complejos. Los primeros hacen que el nivel de azúcar en sangre se eleve rápidamente mientras que los segundos tienen una absorción más lenta (como los productos integrales) y demoran el incremento del nivel de glucosa y retardan la sensación de hambre.

 Es importante que tengas en cuenta estas causas de la diabetes y estés atento a sus síntomas iniciales para prevenir la aparición de esta enfermedad y controlarla en caso de que ya seas consciente de que la padeces.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cómo deben ser los menús para embarazadas
Siguiente
Primeros síntomas de un tumor cerebral. Conócelos