El dolor de espalda es uno de los dolores más habituales que se pueden sufrir. De hecho, casi todos sufrimos dolor de espalda en algún momento de nuestras vidas, ya sea por un esfuerzo indebido o por una mala postura. ¿Cómo curar o aliviar el dolor de espalda? En este post te enseñamos varios remedios.

Cómo curar el dolor de espalda (o aliviarlo)

Con un buen descanso

Un sueño tranquilo alivia la tensión de los músculos y la inflamación de las articulaciones. . Para que el descanso sea más efectivo y ayude a aliviar el dolor de espalda se dice que lo mejor es dormir de lado y sobre una superficie firme para evitar cualquier curvatura de la columna vertebral. Algunas personas dicen que para esto también les sirve de ayuda dormir con una almohada entre las rodillas.

Con la liberación de endorfinas

Las endorfinas son hormonas naturales que se asocian con el bienestar. El efecto de las endorfinas puede ser tan potente como el de los medicamentos contra el dolor. Las endorfinas liberadas ayudan a bloquear el dolor de espalda y también ayudan a aliviar el estrés asociado a este tipo de problemas.

La liberación de endorfinas puede conseguirse con ejercicio aeróbico, terapia de Masajes y/o meditación.

Con la aplicación de frio y calor

El uso de frio y calor para aliviar el dolor de espalda es uno de los métodos más empleados. La aplicación de frio reduce la inflamación y también actúa como anestésico local. Por otro lado, el calor estimula el flujo sanguíneo que llega a la zona e inhibe los mensajes de dolor enviados al cerebro.

Con ejercicio

Encontrarás muchos ejercicios para aliviar el dolor de espalda, sin embargo, para evitar lesiones te aconsejamos consultar con un fisio.

Aquí te contamos 2 ejemplos:

Contrapresión estática

Acostarse  boca arriba con las piernas dobladas en ángulo recto sobre una silla o bloque. Descansar las manos en el estómago y respirar  desde ahí. Mantener la posición durante 5-10 minutos.

Extensión estática

Arrodillarse con apoyando las manos en el suelo justo debajo de los hombros. Deja que tu espalda y la cabeza se relajen y vayan hacía el suelo. Deja que los omóplatos se junten, y tu espalda forme un arco hacia abajo. Mantén los codos rectos y echa las caderas unas 6 a 8 pulgadas hacia delante para que no se alineen con las rodillas. Mantén la posición de 1 a 2 minutos.

¿Has probado otras formas para curar o aliviar el dolor de espalda? Coméntalas en nuestro blog.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Las causas de la enfermedad de Alzheimer
Siguiente
Las 4 diferencias entre psicología y psiquiatría