La primavera está la vuelta de la esquina y non ella llegan las ganas de salir a la calle a disfrutar del buen tiempo y del colorido manto floral que ofrecen parques y jardines. Sin embargo,  para los alérgicos al polen salir a la calle en primavera puede convertirse en algo más bien incómodo. Si es tu caso, no te pierdas estos consejos para combatir la alergia primaveral.

Consejos para combatir la alergia primaveral

  1. Evita salir a la calle los días de mayor concentración de polen. Puedes encontrar información sobre los niveles de polen en tu zona en la web del Comité de Aerobiologia de la SEAIC y en la Red española de aerobiología.  Si no tienes más remedio que salir cúbrete con una mascarilla para evitar que las partículas alérgicas entren por tu nariz o tu boca. También es buena idea salir con gafas de sol; eso reducirá sensiblemente ese molesto picor de ojos.
  2. Controla también las horas a las que sales. Según los alergólogos las mayores concentraciones de polen ocurren entre las 5 y las 10 de la mañana y entre las 7 y las 10 de la noche.
  3. Averigua a que te enfrentas. Ya sabrás que los alérgenos responsables de las alergias primaverales se encuentran en el polen, pero existen muchas clases de polen (de gramíneas, de oleas, de parietarias…). Acudir a un especialista para diagnosticar a cuál o cuáles eres sensible te ayudará a manejar mejor tu alergia.
  4. Si la alergia es severa, evita salir al campo. Al igual que pasear por parques jardines y, en general, zonas con abundante vegetación y césped.
  5. Para desplazamientos largos es mejor ir en coche, el autobús o el tren antes que en moto o bicicleta.
  6. Si vas en coche, protégete manteniendo las ventanillas cerradas durante tus desplazamientos.
  7. Lleva gafas de sol cuando salgas a la calle. No es por moda, sino para evitar que el polen pueda entrar en contacto directo con tus ojos.
  8. Lleva siempre encima una buena provisión de pañuelos. Te harán falta, y no hay nada más molesto que estornudar y no tener con que qué sonarse.
  9. Cámbiate de ropa a menudo. La ropa puede ser un auténtico imán para el polen, así que es bueno lavarla a menudo y evitar tenderla en el exterior.
  10. Algunos alimentos pueden hacerte más resistente contra la alergia primaveral. Por ejemplo, la miel contiene polen en pequeñas cantidades, lo que sirve para acostumbrar al organismo, y el té verde disminuye los síntomas de la alergia.

Sin duda las lluvias de las últimas semanas hacen que la primavera se presente complicada en el tema de alergias. Así que para ayudar a los alérgicos no dudes en compartir estos consejos a través de tus redes sociales. Más de uno te lo agradecerá.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Causas y tratamiento del acné en las personas
Siguiente
Cuál es la diferencia entre ibuprofeno y paracetamol