Existe la idea preconcebida de que el acné afecta únicamente a los adolescentes que se encuentran pasando por la etapa de pubertad. Sin embargo, este problema dermatológico es frecuente en personas de todo tipo y ante diversas situaciones. ¿Conoces las causas y el tratamiento del acné en las personas? Aquí te las contamos.

Causas de la aparición de acné

Generalmente, la aparición del acné tiene que ver con cambios o desequilibrios hormonales que tienen lugar en el organismo. Estos cambios hormonales aparecen durante la pubertad, pero también aparecen en otros momentos de la vida, especialmente en las mujeres, como puede ser durante la menstruación, durante el embarazo o tras la dejar de tomar un tratamiento de anticonceptivos.

Además, existen otros factores que pueden influir a la hora de que el acné aparezca, como la predisposición genética, la alimentación, la medicación o el estrés. Se trata de una afección muy frecuente que se basa en la aparición de lesiones en la piel a modo de granos, que no son peligrosas para la salud pero que pueden tener implicaciones sociales además de ser muy molestas.

Síntomas del acné

Diferenciar el acné es bastante sencillo, puesto que aparecen en la piel claros síntomas como quistes, costras, cicatrices, espinillas, protuberancias o pústulas. Estos daños aparecen en las zonas del cuerpo propensas a ello, como la cara, la espalda, o los hombros, por lo que se localizan fácilmente.

Tratamiento del acné

El tratamiento del acné va a depender en gran medida de la gravedad del problema. En los casos más graves, será necesaria la aplicación de antibióticos, e incluso podría ser necesario el paso por cirugía para eliminar el problema. No obstante, lo normal es que los tratamientos leves y medios más habituales sean efectivos, y se basan en aplicar tópicamente exfoliantes y otros productos durante un periodo de tiempo para renovar la piel.

En todo caso, lo más importante para realizar una valoración ajustada de la gravedad del acné, se aconseja acudir al dermatólogo, porque solo los especialistas cuentan con las herramientas adecuadas para evaluar la situación y proponer un tratamiento adecuado.

Cómo evitar el acné

El acné es imposible de prevenir, pero sí se pueden seguir unos hábitos y rutinas generales que pueden reducir su aparición y también su incidencia.

  • Lavarse las manos antes de tocarse la cara, además de lavarse la cara al menos dos veces al día y secarla sin frotarla.
  • Procurar que no exista contacto entre el pelo y la piel de la cara, incluyendo el flequillo, que evita que la piel respire con normalidad.
  • Utilizar cosméticos que no estén compuestos por ningún tipo de aceite.
  • No tocar los granos y tener paciencia también es necesario para que se cure lo antes posible y deje también las mínimas secuelas en la piel.

Ya conoces las causas y tratamiento del acné en las personas. Como ves, se trata de un problema bastante habitual que no afecta únicamente a los adolescentes, por lo que cualquiera debe prestarle atención.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Ácido úrico alto: causas de la enfermedad de la gota
Siguiente
Cómo combatir o aliviar la alergia primaveral: 10 consejos