colesterol-bueno-malo
HDL o LDL. ¿Cual es bueno para tu corazón?

Llevamos ya unos cuantos días hablando de colesterol bueno y colesterol malo, a cuenta de las propiedades beneficiosas y perjudiciales de los distintos tipos de grasas. Así que ya es hora de que nos ocupemos de explicar detenidamente porque hablamos de colesterol bueno y colesterol malo. Vamos a ello, pues.

Conociendo al colesterol

El colesterol es un lípido (los lípidos son moléculas orgánicas compuestas principalmente por carbono, hidrogeno y oxígeno, cuya principal característica es ser insolubles en agua). A pesar de su mala fama, el colesterol es fundamental en nuestro organismo, ya que forma parte de las membranas celulares y es precursor de la vitamina D y de varias hormonas. Quizás te sorprenda saber que la mayor parte del colesterol de nuestro cuerpo la producimos nosotros mismos, principalmente en el hígado. De media una persona de unos 70 kg sintetiza entre 600 y 900 mg de colesterol al día.

Hemos dicho que el colesterol es insoluble en agua, luego por sí mismo no podría transportarse en la sangre (que es agua en un gran porcentaje); necesitan ser transportadas. Para eso se unen a proteínas formando lipoproteínas que son las encargadas de que el colesterol llegue a su destino a través del riego sanguíneo. Esas lipoproteínas son de dos tipos: LDL (lipoproteínas de baja densidad) y HDL (lipoproteínas de alta densidad).

Buenos y malos

Las LDL son popularmente conocidas como colesterol malo; mientras que las HDL son el colesterol bueno. ¿A qué se debe este reparto de papeles?

Las LDL transportan el colesterol hacía las células. Las células no captan más que el colesterol que necesitan, así que el colesterol que no se usa permanece en la sangre en forma de LDL. Como os podréis imaginar el torrente sanguíneo no es un buen lugar para que se acumulen cosas. El exceso de LDL se acumula en las paredes de las arterias, dificultando el flujo sanguíneo y, en consecuencia, aumentando el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Ahora ya entendéis porque el colesterol LDL es el malo de la película.

En cambio las HDL recogen el colesterol no utilizado y lo trasportan de vuelta al hígado para que sea reutilizado o eliminado. Podemos pensar en las HDL como en una especie de “basureros” que recogen el colesterol de la sangre impidiendo que se acumulen en la sangre.

Conclusiones

La conclusión es clara: la alta concentración de colesterol LDL predispone a sufrir enfermedades vasculares, mientras que una alta concentración de colesterol HDL protege contra ellas. La solución para aumentar el colesterol “bueno”, disminuir el “malo” y, en definitiva, proteger nuestro corazón pasa por un cambio en nuestro estilo de vida: dejar el tabaco; abandonar el sedentarismo; consumir aceite de oliva -que  sube los niveles de HDL- y llevar una dieta mediterránea; moderar el consumo de grasas animales en nuestra dieta y reducir al máximo el de frituras, bollería industrial, precocinados  y fast food. Vuestro corazón os lo agradecerá.

3 Comentarios

  • lores,

    El colesterol alto se puede combatir de muchas maneras. Tú eliges, estando medicado de por vida para controlar este problema, o modificando tu alimentación, un cambio que repercutirá no sólo en tu hipercolesterolemia, sino que será favorable para toda tu salud en líneas generales. Y qué mejor manera de hacerlo que a través de los vegetales, la fuente máxima de buenas propiedades que hay sobre la tierra. Navegando por Internet encontré este sistema que había estado buscando por tanto tiempo. “Milagro Para El Colesterol” fue la solución. Fácil de seguir, totalmente natural y sin contraindicaciones. En sólo 8 semanas pude decir adiós a los químicos y a todos sus efectos secundarios. Mi colesterol ya está controlado y no he vuelto a sufrir por este tema. http://www.remediemos.com/salud08.htm cuando le comenté a mi madre, me había dicho que ese sitio lo había leído y que me lo recomendaría, ya que ella puedo controlar su colesterol alto, por eso les comento para que sea de ayuda, saludos.

    • Qoolife,

      La verdad es que hay que ser muy critico con la información que se encuentra en internet, porque a veces no procede de una fuente fiable. Por eso conviene desconfiar de cualquier solución milagrosa. Creo que solo podemos recomendar a la gente con colesterol alto que consulte con su médico.
      Un saludo.

  • Cómo bajar el colesterol rápidamente de forma natural,

    […] colesterol es una bomba de relojería dentro de tus vasos sanguíneos. Hablamos del colesterol malo, no del bueno. La mayoría de las personas pueden reducir el colesterol de forma rápida y sin necesidad de […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Tipos de enfermedades crónicas y lista de más comunes
    Siguiente
    No todas las grasas vegetales son buenas. Cuidado con las grasas trans