Hay gigantes entre nosotros, pero no son personajes de fábula, sino personas con una enfermedad conocida como gigantismo. ¿Quieres saber más sobre las causas del gigantismo y sus síntomas? Pues entonces sigue leyendo.

Para empezar debes saber que se trata de una enfermedad rara que consiste en un crecimiento anormal durante la infancia. Eso provoca que el enfermo alcance un gran tamaño.

Causas del gigantismo

El gigantismo es una enfermedad hormonal causada por un exceso de secreción de la hormona del crecimiento. Esta secreción excesiva se produce en la infancia, a diferencia de otra enfermedad que a menudo se confunde con el gigantismo, la acromegalia, en la que la hipersecreción se da en la etapa adulta.

¿Y cuál es el motivo del exceso de secreción de hormona del crecimiento? En la mayoría de los casos la causa del gigantismo es un tumor benigno de la glándula pituitaria. Como ya habrás adivinado la glándula pituitaria es la responsable de producir la hormona del crecimiento. El crecimiento del tumor aumenta la producción hormonal.

Hay otras causas del gigantismo, pero menos comunes. Son las siguientes:

Síndrome de McCune-Albright: una enfermedad genética que afecta los huesos y el color de la piel, y que causa una pubertad precoz.

Complejo de Carney: una enfermedad hereditaria que causa tumores no cancerosos en el tejido conectivo, tumores endocrinos cancerosos o no cancerosos, y manchas en la piel.

Neoplasia endocrina múltiple tipo 1: un trastorno hereditario que causa tumores en la glándula pituitaria, el páncreas, o la glándula paratiroides

Neurofibromatosis: un trastorno hereditario que causa tumores en el sistema nervioso.

Como curiosidad, decir que el enanismo (enfermedad considerada antagónica del gigantismo) está producida por un déficit en la secreción de hormona del crecimiento).

Síntomas de la enfermedad del gigantismo

El principal síntoma del gigantismo es el crecimiento anormal. Un niño con gigantismo será visiblemente más grande que otros niños de su edad (recuerda que el gigantismo empieza en la infancia). Además, puede haber desproporción entre distintas partes del cuerpo (pies grandes, manos grandes…).

¿Crees que las personas con gigantismo son más fuertes que el resto? En realidad no, sino más bien al contrario, porque la musculatura no se desarrolla lo suficiente como para aguantar la constitución del enfermo.

Además, el crecimiento del tumor puede terminar comprimiendo los nervios del cerebro, causando dolores de cabeza o problemas de visión como la diplopía (visión doble). El exceso de hormona del crecimiento provoca alteraciones hormonales como menstruaciones irregulares o impotencia sexual.

El diagnóstico del gigantismo se hace con un examen físico y análisis de los niveles de hormona de crecimiento. El tratamiento se centra en dar medicación que inhiba la producción de esta hormona, aunque en los casos que sea posible se opta por extirpar el tumor causante de la enfermedad.

¿Te ha gustado nuestro artículo sobre gigantismo? ¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

24 Comentarios

  • david sanchez,

    hola yo quiero saber que medico se especiliza en esa enfermedad.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    La alimentación para bebés de 5 meses y los cambios de esta etapa
    Siguiente
    Prótesis de cadera y de rodilla: tipos