El bruxismo es un hábito involuntario que consiste en apretar y rechinar los dientes. Alguien con bruxismo puede apretar los dientes durante el día o hacerlo durante la noche mientras duerme (bruxismo del sueño). Los afectados ni siquiera pueden darse cuenta de que lo tienen. Te contamos cuáles son los síntomas y consecuencias del bruxismo.

Síntomas del bruxismo

Los especialistas en  salud oral a menudo apuntan a un exceso de estrés y ciertos tipos de personalidad como principales causas del bruxismo. Los signos y síntomas varían, e incluyen:

  • Dientes erosionados
  • Dolores de cabeza y rigidez en el cuello al despertar por la mañana
  • Dientes astillados o agrietados
  • Dolor facial
  • Dolor de oídos, congestión, o incluso zumbido en los oídos
  • Extremada sensibilidad dental
  • Tensión en los músculos de la cara y la mandíbula
  • Dolores de cabeza
  • Dislocación de mandíbula
  • Bloqueo de la mandíbula
  • Desgaste del esmalte dental
  • Estallidos o chasquidos en la articulación temporomandibular (ATM)
  • Hendiduras en la lengua
  • Daños en el interior de la mejilla

Consecuencias del bruxismo

Las consecuencias del bruxismo pueden son varias y difieren en cuanto a gravedad. Las más habituales son estas:

Recesión de las encías y pérdida de dientes: El bruxismo es una de las principales causas de la recesión de las encías y pérdida de dientes; En primer lugar, ya que daña los tejidos blandos, y en segundo lugar porque desgasta los dientes. Como resultado las bacterias pueden colonizar el espacio y destruir el hueso de soporte.

Trauma oclusal: Los patrones de desgaste anormal de las superficioes oclusales (las superficies de masticación) pueden conducir a fracturas en los dientes, que pueden requerir tratamiento restaurador.

Artritis: En los casos graves y crónicas, el bruxismo puede conducir eventualmente a una dolorosa artritis en las articulaciones temporomandibulares (ATM) (las articulaciones que permiten que la mandíbula se abra sin problemas).

Dolor miofascial: La molienda asociada con el bruxismo, eventualmente, puede acortar los dientes. Esto puede dar lugar a dolor muscular en la región miofascial y hacer que la persona sufra dolores de cabeza debilitantes.

Por suerte, en la mayoría de los casos el bruxismo puede tratarse con éxito con cambios de comportamiento o usando un protector bucal. Un protector bucal acrílico puede diseñarse a partir de impresiones dentales para reducir al mínimo la acción abrasiva de la superficie de los dientes durante el sueño normal. Otra opción sería inyectar botox en los musculos para que se relajen, pero sin impedir las funciones cotidianas como la masticación o el habla.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cuáles son las vacunas obligatorias para los niños
Siguiente
Los increibles beneficios del ajo para la salud