Son muchas las propiedades que hacen del ajo un producto con muchas cualidades buenas para el organismo humano. Sin embargo, para poder disfrutar de todos los beneficios del ajo es preferible consumirlo crudo. Anímate a descubrir las ventajas de este producto para tu salud que te contamos  a continuación.

Egipcios, griegos y romanos ya utilizaban el ajo con fines medicinales y no es hasta una época, relativamente cercana, cuando se empieza a utilizar como condimento. En 1858 se demostraron los beneficios del ajo sobre la salud de los humanos, llegando a ser considerado un antibiótico natural.

Beneficios del ajo en ayunas

Son muchos quienes recomiendan consumir el ajo crudo en ayunas y de forma continua durante un periodo de tiempo. Por ejemplo, tomar dos dientes de ajo al día cada mañana antes de haber desayunado. Con este consejo, los beneficios el ajo pueden tener un mayor efecto sobre tu organismo e, incluso, prevenir la diabetes y ciertos tipos de cáncer.

Beneficios del ajo:

– Aumenta las defensas: Varios estudios médicos aseguran que las propiedades antivirales y antibacterianas del ajo lo convierten en un refuerzo de nuestro sistema inmunológico, ayudándole a aumentar nuestras defensas. Por lo tanto, uno de los beneficios del ajo sería su capacidad de acelerar la curación de infecciones.

Hipertensión: El ajo es capaz de regular la presión arterial, por lo que a los pacientes que sufren de hipertensión se les recomienda consumir un siente de ajo en ayunas. Aseguran que el organismo lo digiere como si se tratará de una píldora y que sus efectos son muy positivos.

Repelente de mosquitos: Se asegura que el ajo, la cebolla o el pimiento rojo son grandes repelentes de insectos y que pueden llegar a evitar plagas si se colocan de la forma adecuada. En el caso de los mosquitos, estos animales pueden ser alejados por el olor de una persona. Por lo tanto, son muchos los expertos que aseguran que consumir ajo antes de dormirnos mantendrá alejados a los mosquitos toda la noche.

Favorece la digestión: Esta demostrad que uno de los beneficios del ajo es su cuidado del intestino y su capacidad para prevenir el cáncer de colón. Las personas con  problemas gástricos o indigestiones pueden utilizar como remedio el ajo para mejorar su digestión.

 Por último debes recordar que “ajo cocido, ajo perdido”. Como ya hemos dicho, el ajo cocinado pierde muchas de sus propiedades por lo que se recomienda comerlo crudo. A muchas personas su olor o su sabor no les convence pero existen capsulas que se venden en tiendas especializadas para poder disfrutar de todos los beneficios del ajo sin preocuparnos por la forma de consumirlo.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Bruxismo: síntomas y consecuencias de rechinar los dientes
Siguiente
Onicofagia, la enfermedad de morderse las uñas