Otro de los alimentos comunes que podemos encontrar cualquier día en el supermercado o que, incluso, tenemos arrinconado en el fondo de la nevera sin saber sus maravillosas cualidades es el apio. Además, este producto es muy refrescante y podemos incluirlo en cantidad de platos para consumirlo de forma agradable al gusto. Si quieres conocer todos los beneficios del apio para tu organismo sigue leyendo.

Es un vegetal muy ligero por la gran cantidad de agua que contiene y su fibra ayuda al tránsito y a mejorar la digestión. Los beneficios del apio también han sido aprovechados por la medicina naturalista, la cual utiliza tanto las hojas como el fruto.

Beneficios del apio para la salud

-Circulación: Uno de los beneficios del apio es que si se consume de forma regular puede reducir los niveles de colesterol evitando todo tipo de enfermedades y problemas cardiovasculares. Además, aumenta la cantidad de ácidos biliares que segrega tu organismo y que hacen que el colesterol se remueva.

Antiinflamatorio: Problemas como la gota o la artritis pueden tener remedios caseros gracias a otro de los beneficios del apio. Este producto es capaz de hacer que articulaciones y tejidos se renueven .De esta forma, tanto el apio como su semilla resultan muy efectivos  para aliviar dolores e inflamaciones.

Contra resfriados: El sistema inmunológico se vuelve más activo gracias al consumo de este producto, lo que hace que neumonías, gripes y resfriados pueden combatirse de forma eficaz. El tiempo de recuperación de una enfermedad también se acortará gracias a su consumo.

Diurético y laxante: Dos propiedades del apio que lo convierten en un gran remedio para  deshacerse del exceso de líquidos ya que estimula la producción de orina. Además, puede ayudar a combatir el estreñimiento y en muchos casos se utiliza para adelgazar.

Piel: Otro de los beneficios del apio es que sus componentes ayudan a proteger la piel y estimulan su repigmentación, acelerando este proceso. Muchos problemas de piel pueden ser tratados y curados gracias al apio.

Comer apio crudo en grandes cantidades es perjudicial para nosotros porque puede provocar una indigestión. Sin embargo, este vegetal puede ser consumido de diferentes formas, ya sea añadiéndolo a una ensalada, preparando sopa de apio o como agregados en algún estofado. Lo único que tienes que hacer es adquirir este producto, tan famoso y fácil de encontrar, y añadirlo a cualquiera de tus platos preferidos para poder disfrutar de todos los beneficios del apio. 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Tratamientos de la fertilidad: ¿en qué consisten?
Siguiente
Beneficios del tomate rojo para la salud