Aunque hasta los cuatro o cinco años será imposible enseñar a un niño a nadar, sí que puede ir tomando contacto con el agua desde bien pequeño. Los bebés tienen la capacidad de adaptarse al entorno que les rodea y desarrollar ciertas capacidades que, en este caso, constituyen una gran ventaja eliminando ciertos riesgos. Si estás interesado en conocer los beneficios de natación para bebés de 6 meses no puede perderte este artículo.

A partir de los 4 meses el bebé ya ha desarrollado su sistema inmunológico, permitiéndole sumergirse en el agua de la piscina sin riesgo a padecer otitis o resfriarse. Sin embargo, en la mayoría de las escuelas de natación especializadas solamente se realizan clases de natación para bebés de 6 meses en adelante.

Beneficios de la natación para bebés de 6 meses en adelante:

La natación para bebés o la matronatación  permiten al bebé desarrollar su sistema psicomotor. Incluso antes de que el niño haya empezado a gatear podrá dar sus primeros pasos bajo el agua. Los ejercicios musculares que realizarán en este medio les permitirán ir controlando mejor sus movimientos y adquiriendo coordinación.

Además, el sistema cardiorrespiratorio del pequeño adquirirá una mayor resistencia. Tanto el corazón como los pulmones del niño se verán fortalecidos por el ejercicio respiratorio que suponen las actividades en el agua.

En el agua el niño también aprende a superar las dificultades a las que se encuentra y luchar por su propia supervivencia, ya que se les enseña a buscar la superficie y llegar hasta ella. Los especialistas aseguran que estas actividades les podrán ayudar en un futuro a alcanzar más autonomía e independencia a la hora de solucionar los problemas de su vida cotidiana.

Por último, los lazos afectivos entre el bebé y sus padres se ven reforzados por estas actividades. Los padres asistirán a reacciones innatas y únicas del pequeño frente a sus primeros contactos con el agua.

Qué llevar:

Existen pañales de natación, obligatorios en muchas piscinas, que están especializados para que el niño se sienta cómodo en el agua. También pueden utilizar traje de baño. Sin embargo, los flotadores o los manguitos no son aconsejables para niños tan pequeños, ya que resultan poco prácticos porque el niño se escurre. Como en todo caso, el bebé  no se separará de sus padres durante la clase, no es necesario que utilicen esta clase de accesorios.

Como hemos podido comprobar, la matronatación aporta muchos beneficios para el pequeño sin suponer ningún riesgo para su seguridad. Si quieres compartir más información o experiencias sobre los beneficios de la natación para bebés de 6 meses en adelante, no olvides comentar esta entrada.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Consejos para dejar de fumar sin engordar
Siguiente
Dieta en diabetes tipo 2: 5 consejos saludables