Que la alimentación es una de las bases para el cuidado de la salud es algo que se conoce de hace tiempo, pero a lo que no siempre se ha dado la importancia debida. Entre todos los alimentos beneficiosos para el organismo, destacan los conocidos como antioxidantes, por todo lo que aportan al cuerpo a nivel celular y al sistema inmunológico. Toma nota de algunos beneficios de los alimentos antioxidantes para el organismo y comienza a incluirlos en tu dieta cuanto antes.

Beneficios de los antioxidantes naturales

Se conoce como antioxidantes al grupo de vitaminas, minerales y colorantes de origen vegetal que se encuentran en alimentos como frutas, verduras, legumbres, cereales y hortalizas. Algunas de estas sustancias antioxidantes son la vitamina C, la vitamina E, los betacarotenos, el zinc, el selenio, el cobre o el magnesio. Cada una de ellas tiene sus propios beneficios para el organismo, pero, en general, los beneficios más importantes de los antioxidantes naturales son muchos.

Refuerzo del sistema inmunológico

Sustancias como la vitamina C y la vitamina A refuerzan el sistema inmunológico para prevenir o reducir los resfriados y otras afecciones. Con estas sustancias, el organismo se fortalece y está más capacitado para luchar contra algunos virus y bacterias, lo que reduce la afectación por este tipo de enfermedades.

Mejora del sistema cardiovascular

Los ácidos grasos Omega 3 presentes en los pescados azules, y los antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras, combaten las enfermedades cardiovasculares en general, reducen el riesgo de infarto y de padecer otras afecciones relacionadas con el corazón como arritmias, o presión arterial demasiado alta.

Lucha contra enfermedades degenerativas

Los antioxidantes en general retrasan el envejecimiento de las células, algo que se nota a todos los niveles. La piel se beneficia de estas sustancias y aparecen menos arrugas, pero también suponen una importante lucha contra las enfermedades degenerativas más comunes, como la demencia senil o el alzhéimer.

Prevención contra el cáncer

Muchos de los antioxidantes tienen efectos concretos a la hora de prevenir el cáncer en diversos órganos del cuerpo. Por ejemplo, el betacaroteno lucha contra el cáncer de pulmón o contra el cáncer de próstata.  Los fotoquímicos, las antocianinas y los compuestos fenólicos protegen contra los tumores. El selenio frena el crecimiento de los tumores. Y, la luteína, protege contra el cáncer de mama.

Otro de los grandes beneficios de los alimentos antioxidantes para el organismo es que tienen la capacidad de mantener alejados a los médicos, a las enfermedades y a los tratamientos medicamentosos. La mejor forma de combatir una enfermedad es a través de la prevención y el cuidado de la salud, así que empieza a cuidarte desde ya.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Consejos para el cuidado de enfermos de Alzheimer
Next reading
Cuáles son las enfermedades de las encías más habituales y tratamiento