“La salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago”. Lo dijo Cervantes y nos muestra como ya en el Siglo de Oro se conocía la importancia para la salud de llevar una buena alimentación. Muchos de nosotros desarrollamos malos hábitos alimenticios que perjudican nuestro bienestar. Son cosas que hacemos a menudo sin darnos cuenta, por eso vamos a mostrarte 10 de estos malos hábitos para la salud que son bastante frecuentes.

 10 malos hábitos alimenticios a evitar

1 Picotear sin parar aunque no se tenga hambre

Perder contacto con las señales de hambre y satisfacción natural de tu cuerpo puede conducir a comer en exceso y coger unos poco saludables kilos de más.

2 Obsesionarse con la dieta

Muchas personas que hacen dieta se empeñan en reducir su alimentación a unos pocos (y a menudo caros) artículos dietéticos, ignorando que una de las bases de toda alimentación saludable es la variedad.

3 Saltarse el desayuno

Las prisas por no llegar al trabajo es una de las excusas más habituales para no desayunar. Los endocrinos y dietistas se hartan de repetir que el desayuno es la comida más importante del día. No solo nos da la energía para la dura jornada, sino que también evita que lleguemos hambrientos a la comida.

4 Comer antes de acostarse

Si quieres dormir esta noche, evitar comer antes de acostarse. Comer poco antes de irse a la cama puede reducir la calidad y la duración de su sueño. Comer alimentos ricos en grasas antes de acostarse ralentiza el vaciado del estómago, lo que agrava la indigestión, mientras que los alimentos picantes pueden provocar acidez e indigestión.

5 Utilizar edulcorantes artificiales

Recientes estudios han asociado el uso y abuso de los edulcorantes artificiales con enfermedades como la obesidad y la diabetes tipo 2, justo los mismos problemas con los que se asocia el azúcar.

6 No beber suficiente agua

¿Hace falta repetir que somos agua en nuestra mayor parte y que es de vital importancia mantenerse hidratado?

7 Planificar mal las comidas

El tiempo es una de las mayores barreras para una alimentación saludable, pero las decisiones de último minuto a menudo conducen a la comida rápida (y poco saludable). Dedicar unos  minutos a planificar las comidas semanales ahorra dinero, calorías, tiempo.

8 Malos hábitos: Beber demasiado alcohol

Las mujeres que consumen regularmente dos o más bebidas alcohólicas al día y los hombres que lo hacen tres o más tienen un mayor riesgo de daño hepático, desarrollar varios tipos de cáncer, incluyendo hígado y boca, aumentar la presión arterial alta, y sufrir depresión.

9 Comer solo

Compartir mesa y mantel con familiares o amigos ayuda a que comamos mejor. Los motivos son varios, incluyendo psicológicos. Por ejemplo, se cocina más sano cuando se hace para otros que para uno mismo (tú puedes pasar con un precocinado, pero si tienes invitado seguramente quieras agasajarles con un buen plato).

10 Tomar demasiada sal

Los médicos coinciden en que comemos más sal de la que necesitamos. Ese exceso aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. La sal da sabor, pero podríamos disminuir su necesidad si cocinásemos con ingredientes frescos, que mantienen sus cualidades y usando hierbas y especias.

Estos son 10 malos hábitos alimenticios que debes evitar si quieres que la “oficina del estómago”, como decía el amigo Cervantes, trabaje a favor de tu bienestar y no en contra. Si te ha gustado el artículo, comparte estas recomendaciones con tus amigos a través de las redes sociales.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Salud bucal durante el embarazo: importancia y cuidados
Siguiente
6 hábitos beneficiosos para un estilo de vida saludable