Que la risa alarga la vida es una expresión que se ha escuchado a lo largo de los años. El uso de la risa y el humor para mejorar algunas condiciones de salud es de eficacia demostrada, y es que son muchas las ventajas de asistir a un taller de risoterapia para la salud, a nivel físico, psicológico y social.

Beneficios de la risoterapia para la salud

Ya en las antiguas civilizaciones, como la china, se utilizaba de forma terapéutica y con fines medicinales el humor, realizando reuniones donde las personas reían para equilibrar la salud. Ciertamente, es de cara a la actualidad cuando estos métodos han llegado a llamar la atención de la comunidad científica debido a los beneficios de la risoterapia, demostrados a varios niveles.

A nivel físico, se ha demostrado que la risa tiene importantes beneficios, que van desde la relajación del organismo hasta el refuerzo del corazón y el sistema circulatorio. Además, reír hace que mejore la respiración por el aumento de oxígeno, refuerza también el sistema inmunológico e incluso puede tener efecto analgésico contra el dolor debido a la liberación de endorfinas que se produce durante la risa.

A nivel psicológico, la risa es capaz de reducir la ansiedad y el estrés, reduciendo los habituales síntomas de depresión. Por otro lado, evita mantener pensamientos negativos en la mente y ayuda a afrontar los problemas de una forma positiva. Mejora también la autoestima y potencia las capacidades intelectuales, además de disminuir los problemas de agresividad tan frecuentes en nuestra sociedad.

Incluso las relaciones sociales se ven mejoradas gracias a la risoterapia, puesto que la persona se encuentra en un estado de ánimo más positivo y alegre, con una actitud optimista ante la vida y sensación de relajación. Esto provoca la cercanía hacia las personas con quien se comparten los momentos de risa, estrechando las relaciones y aumentando la confianza hacia uno mismo y hacia los demás.

Por si todavía te hace falta algo para convencerte de las ventajas de asistir a un taller de risoterapia, no olvides que reír de forma prolongada es un gran ejercicio que requiere el movimiento de unos 400 músculos, algunos encontrados en el estómago. Un proceso muy completo que tiene beneficios a todos los niveles, y que después de practicar dejará una mejoría notable en tu salud. ¿Has asistido alguna vez a un taller de risoterapia? Cuéntanos tu experiencia.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Qué hacer ante una bajada de tensión arterial puntual
Next reading
Esperanza de vida con ELA y cómo se vive con la enfermedad