Son muchos los problemas que pueden afectar a la mente, y la mayoría por causas que aún se desconocen. A pesar de los avances en materia de ciencia y tecnología, la mente todavía es una gran desconocida, por lo que resulta difícil saber a qué se deben ciertos males que aparecen con mayor o menor frecuencia. Tal es el caso del TOC, considerado en sus inicios como una enfermedad psiquiátrica rara, que sin embargo es más común de lo que se imaginaba. Pero, ¿qué es el TOC, y cuáles son los tipos de trastorno obsesivo compulsivo?

Qué es el TOC

TOC son las siglas de trastorno obsesivo compulsivo, un problema común que afecta a alrededor de un 2% de la población y que forma parte de los conocidos como trastornos de ansiedad.

Las características básicas de una persona que sufre esta afección, son precisamente las obsesiones y compulsiones, que no puede controlar a pesar de ser consciente de que no parten de una base lógica. Las obsesiones pueden mostrarse como ideas, pensamientos o impulsos que aparecen de forma recurrente y que invaden la conciencia de la persona contra sus propios deseos. Por su parte, las compulsiones son conductas repetitivas que también se pueden realizar contra los deseos de la persona que las sufre.

Las causas de este problema se desconocen, aunque la eficacia de algunos antidepresivos en su tratamiento ha llevado a pensar que puede estar relacionado con una alteración de la serotonina. Además, puede presentar síntomas de muy diversas categorías y magnitudes tanto en lo referente a las obsesiones como a las compulsiones, por lo que puede ser difícil de diagnosticar en un primer momento.

Tipos de trastorno obsesivo compulsivo más frecuentes

Son ocho los tipos de TOC que se conocen actualmente:

  • Limpiadores. Se obsesionan con la limpieza en todas sus formas, y creen que cualquier cosa puede contaminarlos.
  • Verificadores. Comprueban repetidamente cualquier elemento susceptible de provocar un accidente.
  • Repetidores. Realizan acciones de forma repetitiva sin un número concreto.
  • Ordenadores. Colocan los objetos de una determinada forma, normalmente simétrica, siempre siguiendo unas determinadas pautas.
  • Acumuladores. Son incapaces de desprenderse de cualquier objeto por insignificante que sea.
  • Ritualizadores mentales. Invocan a los pensamientos de una forma repetitiva para eliminar la sensación de ansiedad.
  • Atormentados. Por sus mentes pasan pensamientos negativos de forma reiterada, llegando a resultar muy perturbadores.
  • Sexuales. En sus mentes se instauran pensamientos sexuales de forma recurrente, como respuesta al temor exagerado a ser homosexual.

Ya sabes qué es el TOC y qué tipos de trastorno obsesivo compulsivo existen. ¿Crees que tienes algún comportamiento compulsivo que pueda afectar a tu salud? Déjanos tus comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Adelgazar después de Navidad: tips para perder peso tras Reyes
Siguiente
La importancia de la odontología preventiva en los niños