¿Sufres de tensión alta? No eres el único, según las estadísticas el 40% de la población adulta en España sufre problemas de hipertensión (y el 14% no lo sabe). Conocer las causas de la tensión alta es imprescindible para prevenirla o encontrar la mejor solución para combatirla.

Tensión alta: causas

Algunas causas de la hipertensión son bien conocidas por la población, y otras en cambio no lo son tanto. Vamos a repasarlas

Malos hábitos de vida

Cuando se habla de hábitos de vida poco saludables siempre aparecen los cuatro sospechosos habituales: obesidad, sedentarismo, tabaquismo y alcohol. Cualquiera de estos tres factores por sí mismo puede causar hipertensión -por ejemplo, la obesidad puede la resistencia de los en los vasos sanguíneos, forzando al corazón a trabajar más-, pero si se juntan, las probabilidades aumentan significativamente.

Estrés

Es muy probable que el estrés sea una de las principales causas de la hipertensión. Las hormonas liberadas por el estrés, las catecolaminas, producen la construcción de los vasos sanguíneos, elevando así la presión arterial.

Hipertensión esencial

Se denomina así a la tensión arterial alta cuyas causas se desconocen. Las personas que sufren este tipo de hipertensión tienen las arterias pequeñas más estrechas que el resto de la gente, por lo que la sangre se bombea peor. Además, en este tipo de hipertensión parecen ser clave los antecedentes familiares, personas cuyos parientes cercanos tengan hipertensión tienen más probabilidades de desarrollarla.

Enfermedades

Son varias las enfermedades que pueden causar hipertensión como uno de sus síntomas principales o secundarios. Entre ellas: enfermedades del riñón, apnea del sueño, síndrome de Cushing, Lupus, ciertos tumores o problemas de tiroides.

Soluciones para la hipertensión

Hay dos vías de actuación claras contra la tensión arterial alta, la primera es adoptar un estilo de vida saludable, eso incluye abandonar el tabaco y el alcohol, hacer ejercicio de forma habitual y llevar una dieta sana. En cuanto a la dieta, especialmente importante es reducir la cantidad de sal que se tome.

En el caso de la hipertensión por estrés, la solución parece clara, aprender a relajarse para evitar el estrés y sus consecuencias negativas.

Si la hipertensión no proviene solo de los malos hábitos o del estrés, sino que hay alguna otra causa subyacente (hipertensión esencial, enfermedades…) existen multitud de medicamentos para disminuir la  presión arterial.

En cualquier caso, si sufres de tensión alta, te recomendamos que acuda al médico, él te pondrá el mejor tratamiento para ti.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Presión arterial baja: causas y síntomas de tensión baja
Siguiente
A qué edad empieza la menopausia: los síntomas