Todos hemos experimentado alguna vez los dientes sensibles. Es esa punzada desagradable que sentimos a veces en los dientes al tomar un helado o beber un refresco muy frío. A esa sensación se la conoce como sensibilidad dental, y aunque parece trivial, en realidad puede esconder algún problema dental. En nuestro post de hoy te mostramos las causas de la sensibilidad dental y su tratamiento.

No es un problema infrecuente y, aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida, en general se manifiesta entre los 20 y 40 años, especialmente en mujeres.

 Causas de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es causada por la exposición de la dentina, la capa que se encuentra entre el esmalte y la pulpa dentaria. La pulpa dentaria es donde se encuentran los nervios. El esmalte es la capa más externa del diente, que protege a la dentina y todo lo que hay debajo. Si el esmalte se erosiona, la dentina queda expuesta, y los nervios que se encuentran en la pulpa están más desprotegidos y por tanto reaccionan de forma desproporcionada ante cualquier estimulo.

Por tanto, la causa de la sensibilidad dental es el desgaste del esmalte. Este desgaste puede venir por varias razones:

Las enfermedades de las encías provocadas por la acumulación de placa o sarro. Las enfermedades que afectan al diente también pueden acabar causando la retracción de las encías, lo que pone en riesgo el soporte óseo del diente.

Un cepillado demasiado agresivo, que desgaste el esmalte especialmente en la zona de unión entre el diente y la encía.

Blanqueamiento dental. Hay que tener cuidado con blanquearse los dientes con demasiada frecuencia porque puede erosionar el esmalte. Por otro lado, es normal que los dientes estén temporalmente más sensibles tras una sesión de blanqueado. Una de las formas de realizar un blanqueamiento es a través de una férula en casa, puedes saber el precio de una férula dental para tomar tu decisión.

Rechinar los dientes. Esta costumbre tan desagradable provoca que el esmalte se desgaste a un ritmo acelerado. Rechinar los dientes puede ser una manía o ser fruto de una enfermedad llamad bruxismo.

Nuestra dieta. Una dieta rica en alimentos o bebidas ácidas es mala para el esmalte, porque lo erosiona.

Tratamiento de la sensibilidad dental

Como siempre, una correcta higiene dental es clave para evitar problemas de sensibilidad dental. Cepillarse correctamente tras cada comida disminuye las posibilidades de sufrir una enfermedad dental.

Si ya sufres de sensibilidad dental habitualmente, en tu farmacia podrás encontrar pastas especiales para dientes sensibles. Si con ello no notas mejoría, es hora de acudir al dentista. Es posible que allí te apliquen un tratamiento que consista en crear una capa protectora alrededor de la dentina.

1 Comentario

  • sensibilidad dental,

    ésta marca me resulta muy buena cuando la uso , y también uso sensodyne y también consigue disminuir mi sensibilidad dental

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Sordera en niños: tipos de sordera infantil y sus causas
    Siguiente
    Historia del Día Mundial de la Salud. Por qué se celebra