Alois Alzheimer es el psiquiatra y neurólogo alemán que identificó por primera vez la enfermedad de Alzheimer, uno de los trastornos neurodegenerativos más comunes en nuestro tiempo. A pesar de que la enfermedad aún no tiene cura (aunque hay varias esperanzas). Se conocen varias formas de retrasar el inicio o los síntomas de la enfermedad. Así es cómo se puede prevenir el Alzheimer.

Cómo prevenir el Alzheimer

Hacer ejercicio regular:

El ejercicio regular puede mantener el volumen del hipocampo, que es la primera parte del cerebro atacada por la enfermedad de Alzheimer. Algunas buenas opciones de ejercicios incluyen caminar a paso rápido, bailar, nadar, montar en bicicleta o incluso practicar la jardinería.

Comer más fruta:

Un estudio realizado a principios de 2014 mostró que las frutas que contienen un compuesto llamado fisetina tienen propiedades que combaten la enfermedad de Alzheimer. La fisetina se encuentra comúnmente en las fresas y mangos y tiene propiedades anti-inflamatorias que han demostrado combatir eficazmente la aparición de Alzheimer en ratones.

Dormir mejor:

La falta de sueño se ha relacionado con una miríada de problemas de salud como el estrés y el aumento de cortisol, los cuales son factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. Además, el sistema de desechos de drenaje que limpia el cerebro de beta-amiloide (cuya acumulación es una de las claves del Alzheimer) es más activo mientras dormimos.

Aprender otro idioma:

Aparte de la sensibilización cultural y la ampliación de los horizontes culturales, aprender otro idioma puede retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer en un promedio de 4 años.

Beber zumos de frutas y verduras crudas:

Un estudio de 2006 de la Universidad de Vanderbilt encontró que el consumo de zumos de frutas y verduras más de tres veces a la semana podría reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en un 76%.

Consumir vitamina K:

La vitamina K juega un papel crucial en la lucha contra el envejecimiento y puede prevenir la enfermedad de Alzheimer. Podemos encontrar esta vitamina en las verduras de hoja verde o en suplementos vitamínicos.

Reducir el estrés:

Muchos estudios han relacionado la ansiedad con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, sobre todo en personas que ya están en riesgo de desarrollarla. Un estudio reciente mostró que las personas que tienen un deterioro cognitivo leve y sufren altos niveles de ansiedad tienen un 135% más probabilidades de acabar teniendo Alzheimer.

Estas son algunas formas en las que según los científicos se puede prevenir el Alzheimer. Comparte y difunde.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cómo se hacen las vacunas pandémicas contra la gripe paso a paso
Siguiente
Cuáles son los requisitos para donar sangre en España