Citologia-anormal
La citología vaginal es una prueba a la que las mujeres deben someterse periódicamente en la edad adulta.

La citología vaginal o cervical es una de las pruebas más comunes a las que se someten las mujeres, tanto que a día de hoy es prácticamente rutinaria.

No hay que confundirse, porque esta prueba recibe varios nombres: citología vaginal, citología cervical, citología de cuello de útero, citología de cérvix o prueba de Papanicolaou; pero todos hacen referencia a lo mismo.

El objetivo de realizar una citología vaginal o cervical no es otro que el diagnostico precoz del cáncer de cérvix mediante la búsqueda de células anormales en el cuello de útero que pudieran ser indicativas de esta patología.

¿Qué significa una citología vaginal anormal?

Una citología anormal significa que se han hallado células de morfología anormal en el cuello del útero. Ante este resultado no hay que alarmarse; una citología anormal no indica necesariamente la existencia de cáncer.

En la mayoría de los casos la citología anormal se debe a una infección por el virus del papiloma humano o papiloma virus (VPH). La infección es muy frecuente y casi todas las mujeres adultas la sufren en algún momento. El VPH puede producir – en el cuello del útero – células ligeramente anormales morfológicamente, que son detectadas en la citología vaginal. En la mayoría de los casos la infección desaparecerá espontáneamente en un periodo de 6 a 24 meses, tiempo tras el cual la citología vuelve a ser normal. Solo en un pequeño porcentaje de casos las mujeres no eliminan la infección y las células anormales pueden seguir degenerando hasta originar un cáncer.

Por tanto la citología anormal siempre precisa que se haga un seguimiento ginecológico de la mujer, con revisiones periódicas para ver si la infección remite espontáneamente (como, repetimos, ocurre en la mayoría de los caso) o si es necesario iniciar tratamiento para eliminar las células anormales y prevenir el riesgo de cáncer.

Dependiendo del grado de alteraciones celulares halladas en la citología, existen cinco resultados posibles:

Citología normal: no se han detectado células anormales en la citología cervical. Normalmente la mujer se volverá a realizar una citología vaginal en 3 o 5 años, dependiendo de su edad.

Citología inadecuada: la citología no se ha realizado correctamente, luego hay que repetirla.

Atipia incierta, escamosa o glandular: se han encontrado alteraciones mínimas en las células. La mujer puede optar por repetir la citología a los 6 meses, para ver si las células anormales han desaparecido, buscar si tiene VPH o someterse a una colposcopia. La colposcopia consiste en una observación más detallada del cuello del útero a través de un colposcopio (una especie de microscopio).

Lesión intraepitelial de bajo grado: se han encontrado alteraciones mínimas en las células. Las opciones de la mujer son las mismas que en la atipia incierta.

Lesión intraepitelial de alto grado: se han encontrado alteraciones importantes en las células. En este caso la mujer se someterá a una colposcopia.

En caso de que en la colposcopia se encuentre algo anormal, se realizará una biopsia para confirmar si es necesario iniciar un tratamiento.

4 Comentarios

  • ARACELI LANDAZURY CAICEDO,

    QUISIERA VER EL RESULTADO DE MI SITOLOGIA TOMADA EN EL CENTRO DE SALUD EN OCTUBRE DEL 2013

    • El Blog de la Salud,

      Hola, Aranceli, te recomendamos que acudas a preguntar al centro de salud dónde te hiciste la prueba.
      Buena suerte.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Nuevos tratamientos contra el cáncer
    Siguiente
    Muerte súbita cardíaca en el deporte