Intestinos
La clave de un nuevo tratamiento contra el cáncer podría encontrarse en el intestino.

La lucha contra el cáncer es una de las mayores prioridades de las autoridades sanitarias de todo el mundo. Es lógico, puesto que según los datos de la OMS, el cáncer causó aproximadamente el 13% del total de las muertes que hubo en todo el mundo durante el 2008 (7,6 millones de personas). Además, la OMS espera que estás cifras sigan aumentando en todo el mundo, de modo que en el 2030 se llegué a las 13.1 millones de muertes anuales causadas por el cáncer. De todos los tipos de cánceres que existen, los más mortales son los de pulmón, estómago, hígado, colon y mama.

Dado este panorama, la búsqueda de nuevos tratamientos contra el cáncer es uno de los frentes abiertos de la investigación biomédica al que más recursos se destinan. Entonces no es de extrañar que cada poco tiempo aparezcan noticias sobre investigaciones que podrían desembocar en tratamientos mucho más efectivos contra esta enfermedad.

El último grito en la investigación de posibles tratamientos contra el cáncer se hacía público a principios de agosto. Según rezaba el titular de la noticia la cura para el cáncer podría estar en los intestinos. Quizás se trata de un titular demasiado grandilocuente. Lo que ha descubierto en realidad el grupo capitaneado por el Dr. Jian-Guo Geng, de la universidad de Michigan, es un mecanismo que mantiene intacto el intestino de los ratones ante la administración de dosis letales de quimioterapia.

La importancia del hallazgo estriba en que  en la actualidad cuanto más avanzado está el tumor, mayor es la dosis de quimioterapia que se administra al paciente. La quimioterapia es agresiva para el organismo puesto que destruye tanto las células sanas como las cancerosas, de modo que en estadios avanzados de la enfermedad, los niveles de supervivencia al tratamiento son bajos. Todos los tumores mueren al someterse a un nivel suficiente de quimioterapia o de radiación. El problema es que puede que el organismo tampoco tolere dichos niveles. En esos casos el exceso de quimioterapia mata al paciente antes de que lo haga el cáncer.

Por eso, de poder trasladar a humanos los experimentos realizados en ratones, los pacientes con cáncer podrían resistir la quimioterapia, aumentando las posibilidades de supervivencia. En palabras del propio Dr. Geng, creemos que esto podría llegar a curar más tarde, en la etapa del cáncer de metástasis. La gente no va a morir de cáncer si nuestra predicción es cierta.

Estaríamos hablando de una verdadera revolución en el tratamiento del cáncer. Descubre todas las claves del experimento del Dr. Gen en nuestro próximo post.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Claves de la nueva investigación sobre una posible cura contra el cáncer
Siguiente
¿Qué significan los resultados anormales en la citología vaginal o cervical?