Quizás el nombre de Edward Jenner no te diga nada pero, ¿y si te decimos que fue quien descubrió la vacuna de la viruela? Pues este gran médico hoy habría cumplido años (nació el 17 de mayo de 1749) y para homenajearle nada mejor que contar la historia del descubrimiento que le hizo célebre.

Quién descubrió la vacuna de la viruela

Durante siglos, se sabía que las personas que sobrevivían a la viruela se volvían inmunes a ella. Por esa razón, casi todas las culturas trataron de inducir inmunidad en individuos sanos. Los chinos utilizaban tubos para insertar costras de viruela en polvo en sus fosas nasales. En Turquía, el pus de las lesiones se rayaba sobre la piel…

Con el tiempo estos métodos – conocidos colectivamente como variolización – llegaron a Europa y al Nuevo Mundo. Allí, como en todas partes, la variolización tuvo  diversos grados de éxito. Algunas personas se volvieron inmunes, pero otros contrajeron la enfermedad y murieron o se convirtieron en la fuente de una nueva epidemia.

Cuando todavía era un estudiante de medicina, Jenner notó que las lecheras que habían contraído una enfermedad llamada viruela de las vacas, (que provocaba la formación de ampollas en las ubres de las vacas) no se infectaban con la viruela humana. De ahí dedujo que la clave para prevenir la viruela humana estaba en la viruela vacuna.

El 14 de mayo de 1796, Jenner tomó líquido de una ampolla de viruela de las vacas y la rascó en la piel de James Phipps, un niño de ocho años de edad. Al niño le salió una ampolla, pero se recuperó pronto. El 1 de julio, Jenner inoculó al chico de nuevo, esta vez la viruela humana. No pasó nada, James ahora era inmune contra la viruela. Jenner había inventado la primera vacuna (el nombre viene de vaca, como habrás imaginado)

La vacuna fue un éxito. Los médicos de toda Europa pronto adoptaron técnica innovadora de Jenner, lo que llevó a una disminución drástica de casos de una enfermedad que hasta entonces había sido devastadora.

En los siglos XIX y XX, los científicos siguieron el modelo de Jenner para desarrollar nuevas vacunas contra numerosas enfermedades mortales, como la poliomielitis, la tos ferina, el sarampión, el tétanos, la fiebre amarilla, el tifus y la hepatitis B, y muchos otros.

La viruela fue la primera enfermedad combatida de forma global, y fue oficialmente erradicada en 1980.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
10 beneficios del sexo para la salud del sistema circulatorio
Siguiente
10 ejercicios para enfermos de Alzheimer que pueden retrasar el avance de la enfermedad