El sexo es vida. Esta afirmación está exenta de debate. Más allá de los fines reproductivos de las relaciones sexuales, tener una vida sexual sana tiene beneficios inmediatos en todos los aspectos de nuestra salud.

Mantener relaciones sexuales con frecuencia nos hace perder calorías, mejora nuestro estado físico y anímico, aumenta la libido, evita el estrés, previene el cáncer, ayuda a descansar, crea lazos en pareja… Además, aumenta la creatividad de nuestra mente y la originalidad, buscando nuevas sensaciones a través de plataformas especializadas, como www.mundoerotico.es.

Son tantas las ventajas de esta práctica, que vamos a tratar de centrarnos en los beneficios del sexo para la salud del sistema circulatorio.

10 beneficios del sexo para la salud del sistema circulatorio

Disminuye la presión arterial

Está demostrado que la práctica sexual disminuye la presión arterial. Concretamente, a través del sexo se reduce la presión arterial sistólica, lo que se traduce en un menor valor máximo de la tensión cuando el corazón se contrae.

Activa la circulación sanguínea

Mantener relaciones sexuales activas influye en el organismo tanto como realizar deporte. Con esta práctica se activa la circulación sanguínea y se libera testosterona, estrógenos y otras hormonas, llegando a un resultado similar al que se obtiene con una sesión de cardio en el gimnasio.

Fortalece el corazón

El aumento de ritmo cardíaco hará que el corazón gane fuerza en el bombeo de la sangre, de modo que la circulación se verá mejorada en todos los ámbitos diarios.

Reduce el riesgo de ataque cardiaco

Con un corazón fortalecido, las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco disminuyen de manera exponencial. Practicar sexo previene los infartos y otras enfermedades del corazón.

Reduce la frecuencia de latidos en reposo

De esta manera se consigue que todo el cuerpo se relaje una vez pasadas las relaciones sexuales y se mantiene una frecuencia cardíaca óptima.

Mejora la circulación

A través de prácticas como masajes en pareja, la circulación se ve mejorada y se eliminan toxinas de una forma rápida y sencilla.

Disminuye la formación de coágulos

La práctica sexual disminuye la posibilidad de que se formen coágulos dentro de las arterias, otra forma de prevenir infartos y trombosis cerebrales.

Oxigena los órganos internos

A través de diferentes posturas en las que se fuerza la torsión del cuerpo, se consigue que los órganos internos reciban una sangre más oxigenada.

Fortalece el sistema inmunológico

El sistema circulatorio de aquellas personas que practiquen sexo con una frecuencia de 2 veces semanales, creará más inmunoglobinas, hasta un 30% que se traducen en un sistema inmunológico más fuerte y capaz de luchar contra enfermedades.

Mejora el estado de salud mental

Además, si la frecuencia supera las 6 veces semanales, la circulación de la sangre será tan buena que la irrigación del cerebro provocará un estado intelectual óptimo.

Con todo este listado de beneficios del sexo para la salud del sistema circulatorio, no tienes excusas para no disfrutar cada día de un buen revolcón con tu pareja. Advertencia, los beneficios no se aplican de forma general a la masturbación, aunque, “a falta de pan, buenas son tortas”. ¿Qué frecuencia de relaciones sexuales te parece la mejor para tu salud? ¿Conoces otros beneficios de practicar sexo? Déjanos tu comentario.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Claves para la prevención de la muerte súbita cardiaca en el deporte
Siguiente
Quién descubrió la vacuna de la viruela (y cómo)