Quizás alguna vez os hayáis sometido a una resonancia magnética (RMN) o, aunque no sea así, habréis oído el término. Si no sabéis en qué consiste exactamente, vamos a intentar explicaros que es una resonancia  magnética y para qué sirve.

¿Qué es una resonancia magnética?

La resonancia magnética (RM) es una técnica de imagen médica que “utiliza el  fenómeno de la resonancia magnética nuclear para obtener información sobre la estructura y composición del cuerpo a analizar”.

El de la resonancia magnética nuclear puede ser un concepto difícil de entender para alguien que no sepa demasiado de física, así que vamos a explicarlo en términos simples:

  • Cómo sabéis, la materia está compuesta de átomos. Cada átomo tiene un núcleo con varios electrones alrededor. Debido a la distribución de cargas, los núcleos actúan como pequeños imanes con su polo positivo y su polo negativo.
  • En el tejido biológico, los núcleos de los átomos se orientan de forma aleatoria. Es decir, si viésemos los átomos de una sección del tejido en un plano horizontal, veríamos como algunos tienen el polo negativo apuntando hacia arriba y otros lo tienen apuntando hacia abajo.
  • En presencia de un campo magnético intenso todos  los núcleos se alinean en la dirección del campo (todos los polos negativos apuntarían hacia arriba o hacía abajo) y los núcleos orientados giran como una peonza alrededor de la dirección del campo.
  • Si en esas condiciones se aplica un campo de radiofrecuencia (que oscile a la misma frecuencia con la que giran los núcleos); los núcleos absorben energía, se dice que “resuenan”.
  •  Al anular el campo de radiofrecuencia, los núcleos devuelven la energía absorbida induciendo una señal de resonancia magnética. Esta señal es captada por el aparato de resonancia magnética y su intensidad y duración dependen de parámetros  como la densidad y tipo de núcleos.
  • La información de la señal de resonancia magnética se procesa y como resultado se obtienen imágenes de alto contraste del interior del cuerpo humano.

Al igual que en la tomografía, las imágenes de RM se obtienen en cortes. En cada examen se producen decenas o incluso cientos de imágenes. Lo que ya de paso permite obtener imágenes en 3-D.

¿Para qué sirve la resonancia magnética nuclear?

Por sus características magnéticas, los núcleos más adecuados para la realización de una resonancia magnética nuclear son los núcleos del agua. El agua supone casi el 80% del tejido humano. Eso implica que la resonancia magnética es la mejor forma para obtener imágenes de tejidos blandos, como el corazón, el cerebro o los ligamentos.

En las imágenes obtenidas por resonancia magnética, los diferentes tejidos pueden diferenciarse entre sí gracias a su diferente concentración de agua, por ejemplo, el cerebro tiene un 77% de agua mientras que la piel tiene un 60%. Además, la RMN cuenta con la ventaja de no usar radiaciones ionizantes, potencialmente perjudiciales para el organismo.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Enfermedad de Pott: Síntomas y tratamiento
Siguiente
La alergia al polen: síntomas y tratamiento