Hoy vamos a tratar de explicar una de las pruebas médicas más conocidas y a la vez más desconocidas: el electrocardiograma. Conocida porque todo el mundo ha oído hablar de ella y desconocida porque no muchos saben cómo se hace.

¿Qué es un electrocardiograma?

El electrocardiograma, abreviadamente ECG, es una prueba médica de rutina que sirve para monitorizar la actividad eléctrica del corazón. De este modo pueden detectarse  posibles alteraciones cardiacas.

¿Cómo se hace un electrocardiograma?

La prueba del electrocardiograma se lleva a cabo con un electrocardiógrafo. El electrocardiógrafo es un aparato que usa electrodos para captar y ampliar la actividad cardiaca del corazón.

El electrocardiógrafo registra las siguientes fases del ciclo cardiaco:

  1. Inicio de la actividad eléctrica del corazón en un punto llamado nodulo sinusal
  2. Pausa de una décima de segundo tras el impulso inicial
  3. Contracción ventricular (el corazón bombea la sangre a todo el cuerpo)
  4. Pausa post-contracción
  5. Relajación ventricular (el corazón se llena de sangre dispuesto a empezar un nuevo ciclo)

La transmisión del impulso eléctrico por el corazón se debe a los ciclos de repolarización-despolarización de las células musculares cardíacas (miocardiocitos) generados por el movimiento de los iones a través de sus membranas. El ECG mide la fuerza de estos ciclos.

Para el registro se emplean 10 electrodos: 4 en las extremidades (brazo derecho, brazo izquierdo, pierna derecha y pierna izquierda) y 6 en el pecho. Los electrodos captan las señales eléctricas del corazón midiendo la diferencia de potencial entre cada par de electrodos (cada par de electrodos entre los que se mide la diferencia de potencial se llama derivación. Suelen emplearse 12 derivaciones).

Para realizar el ECG la persona se desnuda de cintura para arriba, se le retira cualquier objeto metálico (interfieren en el registro) y se le pide que se acuesta boca arriba en la camilla. El médico le pone entonces los electrodos en los puntos adecuados. Los electrodos se fijan a la piel mediante parches adhesivos tras limpiar la zona y eliminar el posible vello para garantizar que se adhieran bien.

Es importante estar quieto y relajado durante el ECG pues cualquier movimiento puede alterar los resultados de la prueba. Aunque en ocasiones el ECG puede hacerse mientras se corre en una cinta; es lo que se llama una prueba de esfuerzo y es habitual en deportistas para detectar posibles anomalías del corazón que podrían aparecer durante la práctica de su deporte. El procedimiento es completamente indoloro.

Así es cómo se hace un electrocardiograma. Por último el registro de la actividad cardíaca queda impreso en papel milimetrado y después es estudiado por el médico, que podrá ver si existe alguna anomalía.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
¿Qué son los medicamentos huérfanos? Ejemplos
Siguiente
Cómo hacerse donante de órganos en España