¿Has oído hablar del síndrome del túnel carpiano? Se trata de un trastorno neuropático (doloroso) de la mano causado por la presión sobre los nervios de la muñeca, concretamente en el nervio mediano que atraviesa el túnel carpiano (un canal estrecho en la base de la mano).

Los huesos de la muñeca están dispuestos en un semicírculo que forma los lados y la base del túnel carpiano. Una banda resistente de tejido, conocido como ligamento carpiano transverso, forma el techo del túnel. Los tendones que se flexionan los dedos y la muñeca pasan a través del túnel carpiano, al igual que el nervio mediano, que da sensibilidad y controla muchos músculos de la mano y el pulgar. Si el túnel carpiano se estrecha, el  nervio mediano está bajo presión y aparece el síndrome del túnel carpiano.

Causas y síntomas del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano se produce normalmente por culpa de actividades que suponen un estrés repetitivo a través de los tendones flexores de la mano. Estas actividades pueden incluir deportes como el tenis o el ciclismo, así como el trabajo manual como carpintería, pintura, cortar leña, albañilería, uso repetitivo de un destornillador, el uso de maquinaria vibrante o el trabajo en un ordenador. Por ello se le puede considerar una enfermedad profesional.

Se es más propenso a desarrollar el síndrome del túnel carpiano si se ha tenido una lesión en la muñeca como una rotura o esguince, o si se tienen ciertas enfermedades, entre ellas:

  • Diabetes
  • Osteoartritis
  • Artritis reumatoide
  • Tiroides hipoactiva

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano afectan a la muñeca y a la mano, en especial a los dedos pulgar, índice y medio (y zonas adyacentes) e incluyen:

  • Dolor
  • Entumecimiento
  • Sensación de hormigueo y / o ardor
  • Debilidad

Al principio, los síntomas pueden ser leves o durar cortos periodos de tiempo.

Diagnóstico y tratamiento del túnel carpiano

El diagnóstico se hace en base a un examen médico que incluye pruebas como la prueba de Phalen, donde el paciente flexiona las muñecas para ver si siente dolor o entumecimiento; o la la prueba de Tinel, donde el médico presiona sobre el nervio mediano en la muñeca para ver si se produce hormigueo en los dedos.

Dependiendo de la severidad del síndrome del túnel carpiano, el médico puede recomendar lo siguiente:

  • Terapia ocupacional para aflojar los tendones de las manos y de las muñecas
  • El uso diario de medicamentos no esteroides anti-inflamatorios (AINE), como la aspirina, el ibuprofeno y otros analgésicos de venta libre para ayudar a reducir el dolor y la inflamación
  • El uso de férulas para ayudar a inmovilizar la muñeca
  • Descansar las manos y la muñeca durante períodos más largos

El médico también puede recomendar la cirugía para tratar el problema.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Los 3 primeros síntomas del desprendimiento de retina
Siguiente
Todo sobre el embarazo en 10 preguntas