Ventajas de la prueba del PET
Una mujer preparándose para someterse a un examen PET

La prueba del PET (siglas en inglés de tomografía por emisión de positrones) se usa en oncología en la detección de tumores y en su diferenciación en malignos (cáncer) y benignos, así como en la planificación de la radioterapia y la evaluación de la respuesta al tratamiento.

El examen PET se basa en la administración de un radiofármaco al individuo que se somete a la prueba (un radiofármaco es un fármaco que emite radiaciones) y la posterior obtención de imágenes de la distribución de ese radiofármaco en su organismo. Las radiaciones son detectadas por un aparato llamado tomógrafo que procesa esa información para producir la imagen. La clave está en que el radiofármaco es muy similar a la glucosa, la principal fuente de energía de los tejidos; así que el radiofármaco se acumula en los puntos donde hay actividad metabólica. La detección de las radiaciones emitidas por el radiofármaco permite sospechar la existencia de cáncer en aquellos puntos dónde se observe una actividad metabólica inusual.

Ventajas de la prueba del PET en oncología

  • El examen PET permite un diagnostico precoz del cáncer, ya que los cambios metabólicos que detecta son previos a los cambios anatómicos producidos por la enfermedad. El diagnostico precoz mejora sensiblemente el pronóstico del paciente.
  • La prueba del PET ofrece una gran sensibilidad y especificidad.
  • Con el PET se permite una evaluación temprana de la respuesta del paciente a la terapia administrada.
  • La realización de un examen PET permite valorar la extensión del cáncer y con ello identificar a los pacientes que tienen más o menos posibilidades de beneficiarse de un procedimiento quirúrgico.
  • El estudio que se realiza es un estudio no invasivo (no hay que abrir al paciente), lo que implica menos riesgos para el paciente y mayor comodidad.
  • El PET detecta con mucha seguridad las lesiones benignas (los tumores que no son cáncer) y que, por tanto, no requieren de más estudios.
  • Los isotopos que se usan para marcar el radiofármaco son abundantes en el medio, osea, que son fáciles de conseguir.
  • La prueba del PET es más avanzada que otros tipos de imagen médica nuclear. Además, puede fusionarse con otras pruebas de imagen médica, como en el caso de la PET-CT, mejorando notablemente la resolución.

Ya hemos visto las múltiples ventajas del uso del PET en oncología, pero también hay desventajas que los profesionales médicos tienen muy en cuenta a la hora de decantarse por un método de diagnóstico u otro. Hablaremos sobre esas desventajas en nuestro próximo post.

1 Comentario

  • Prueba del PET y cáncer: desventajas del examen PET en oncología,

    […] en nuestro anterior artículo repasamos las no pocas ventajas que suponía el uso de la prueba del PET en oncología, en esta ocasión vamos a referirnos a las desventajas, que también las hay. Así tendremos una […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Prueba del PET y cáncer: desventajas del examen PET en oncología
    Siguiente
    Ejercicios para corregir o al menos mejorar la escoliosis