La rotura de cadera es uno de los problemas más frecuentes en mayores. Ante esta lesión, la prótesis de cadera es solución habitual pero, ¿qué es una prótesis de cadera y cómo se implanta? Te lo contamos.

¿Qué es una prótesis de cadera?

Las prótesis son sistemas artificiales diseñados para ser introducidos quirúrgicamente en el aparato locomotor con funciones de sustitución, de soporte o de apoyo.

En el caso de roturas de cadera existen prótesis totales de cadera (PTC). Las prótesis están sometidas a las mismas tensiones que los huesos a los que sustituyen por lo que deben estar diseñadas para soportarlas lo mejor posible. Estas prótesis se hacen con materiales bio-compatibles (tolerados por el organismo) y mecánicamente adecuados como aceros, materiales cerámicas y polímeros.

¿Qué partes tiene una prótesis de cadera?

Los componentes de una prótesis de cadera son los siguientes:

  • Vástago femoral: se introduce en un canal previamente “excavado” en el interior del fémur y sirve como sujeción de la prótesis.
  • Cabeza: sustituye a la cabeza del fémur, que se extirpa. En ocasiones el vástago femoral y la cabeza son una única pieza.
  • Componente acetabular: es una esfera hueca que se acopla al acetábulo de la pelvis y se adapta a la forma de la cabeza de la prótesis.

¿Cómo se implanta una prótesis de cadera?

El procedimiento de implantación de la prótesis es el siguiente:

  1. El reemplazo de la cadera se lleva a cabo con anestesia general, aunque en ocasiones puede optarse por la anestesia regional (que “dormiría” la zona pélvica y las piernas). El paciente no sentirá nada en ninguno de los casos.
  2. Después de que la anestesia surta efecto, se realiza un corte a lo largo del área de la cadera y del muslo.
  3. Una vez abierto el paciente, se separa la articulación de la cadera y retira el cartílago dañado del acetábulo.
  4. En el acetábulo se encaja una copa de metal.
  5. Se corta y extrae la cabeza del fémur.
  6. Se realiza un agujero en el fémur, con un taladro. De esta forma “vacía” el hueso, creando un canal para poder introducir la prótesis.
  7. El vástago femoral se introduce en el hueco del hueso y el cotilo se encaja en el acetábulo. En el caso de la PTC es especialmente importante el encaje de la prótesis con el acetábulo. Según el tipo de encaje de encaje, la prótesis puede ser cementada -si se interpone una capa cementante entre el vástago y el hueso- o sin cementar. Los objetivos son disminuir el desgaste, evitar que la prótesis se salga de su sitio y aumentar la amplitud articular sin afectar a la estabilidad intraprotésica.
  8. Cuando la prótesis está en su lugar, se vuelve a cerrar la incisión abierta ya sea cosiéndola o cerrándola con grapas.

La próxima semana finalizaremos nuestro especial “Todo lo que necesitas saber sobre las prótesis de cadera” hablando sobre las complicaciones de la operación y cómo es vivir con una prótesis.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Cómo cuidar la vista trabajando con el ordenador
Siguiente
Qué es la fototerapia en dermatología