Aunque el oído suele ser un órgano que no cuidamos demasiado, la verdad es que es más sensible de lo que solemos pensar. Si no queremos sufrir problemas, es importante cuidarlo y tomar medidas cuando notemos que sufrimos una enfermedad de oído. Cuanto antes tomemos medidas, más fácil será solucionar el problema y así evitar que pueda afectarnos el problema de por vida.

Como nos informan los expertos de Audicost, cuando una persona piensa en enfermedades de oído, siempre piensan que existen la otitis y la sordera. Pero realmente hay más enfermedades que merecen la pena conocer para no poner en riesgo la capacidad auditiva. A continuación, te presentamos las más importantes para que las puedas reconocer y actuar a tiempo si las sufres.

1- Otitis externa

Es la enfermedad auditiva más conocida porque realmente es de las más comunes. El problema viene dado en una inflamación de la parte externa del oído. Esa inflamación puede venir dada por una infección bacteriana, pero en ocasiones por hongos que se centran en el conducto auditivo externo.

La enfermedad no suele darse porque sí, sino que suele producirse cuando una persona nada en agua que está contaminada por patógenos. Con esta enfermedad la fiebre y la audición no suele ser común, pero sí que es común el enrojecimiento y la hinchazón. Es importante ponerle solución para que el problema no vaya a más.

2- Otitis media aguda

La enfermedad se produce cuando se produce una infección en la zona media del oído. Normalmente se suele localizar justo detrás del tímpano.

La infección suele ser provocada por bacterias, pero en ocasiones puede venir dada por un virus. Normalmente el dolor suele ser agudo, aunque el periodo de infección no suele ser muy largo. El problema es que la infección se puede extender a otras zonas, de aquí que el tratamiento deba ser rápido para reducir riesgos mayores.

3- Otitis media secretora

Se produce cuando la otitis media aguda no se ha curado correctamente. Como sigue existiendo algo de líquido en el oído, el problema se vuelve más grave y en ese caso puede comenzar a haber pérdidas de audición. Esa pérdida de audición es temporal porque se produce un tapón en las trompas de Eustaquio. Además, existen otros síntomas como chasquidos al tragar o congestión en el oído. Para poner fin al problema se suele recomendar tomar descongestivos y maniobras para obtener la presión adecuada en el oído.

4- Enfermedad de Meniere

Es un trastorno que se produce en el oído interno que es provocado por la acumulación de líquido en esa zona. De momento no se sabe que es lo que lo produce.

El problema de esta enfermedad es que suele provocar mareos y vértigos en la persona que la sufre, aunque suele ser más común en las mujeres. En ocasiones puede llegar a provocar la temida pérdida de audición, tapones o zumbidos que solo la persona afectada puede escuchar. De momento no hay un tratamiento efectivo para esta enfermedad, pero sí que hay tratamientos para intentar reducir sus síntomas.

5- Traumatismos acústicos

Son lesiones que se provocan en la zona interna del oído y suelen ser provocadas por la exposición a ruidos fuertes. Aunque en ocasiones puede producirse sin esa exposición en menor medida. Es una enfermedad que suele provocar sordera porque sobrepasa las vibraciones que el tímpano es capaz de soportar.

Cuando la pérdida de audición se ha producido, lo único que se puede hacer es acudir a un profesional. El audiólogo hará un examen auditivo y según los resultados obtenidos recomendará unos audífonos u otros. Los expertos de Audicost nos informan que el daño es irreversible, por lo que la mejor solución son los audífonos. Solo se deberá realizar una cirugía en el caso de que el daño sea muy grave y el tímpano necesite una intervención urgente. Para evitarlo, es fundamental no exponerse a ruidos demasiado fuertes.

6- Presbiacusia

Es la enfermedad que provoca que una persona vaya perdiendo poco a poco la capacidad auditiva. Realmente se puede producir a cualquier edad, pero normalmente el problema suele aparecer a edades avanzadas. Según los últimos datos, un tercio de las personas de más de 65 años tienen pérdidas auditivas provocadas por la presbiacusia.

El problema viene dado por el envejecimiento. Todavía no hay un estudio que haya demostrado porque unas personas sufren el problema y otras no, pero se piensa que la vida auditiva influye mucho. Por suerte, la pérdida auditiva no suele ser total, pero se recomienda el uso de audífonos. Dependiendo del nivel de pérdida, se recomienda una variedad u otra de audífono. Lo importante es que la comunicación pueda ser la adecuada.

7- Cofosis

Es la opción de sordera más grave, eso significa que la pérdida de audición es total porque no son capaces de captar ningún sonido. Por suerte, es mucho menos común que la anterior.

Se estima que el principal motivo de esta enfermedad es la genética. Pero también puede venir provocada por traumatismos o incluso por algunas enfermedades. Pero por suerte la tecnología ha avanzado y ahora hay solución. Una persona afectada por esta enfermedad se debe someter a un implante coclear. Así puede volver a recibir y procesar las ondas sonoras.

8- Tinnitus

Por desgracia es una enfermedad que está presente en cada vez más personas. El principal síntoma es que la persona escucha sonidos o zumbidos en el odio. Son sensaciones muy molestas que pueden provocar irritación o problemas mayores.

No hay una causa exacta, pero se estima que las exposiciones a ruidos fuertes pueden ser uno de los principales motivos. No todas las personas sufren el problema al mismo nivel, los zumbidos pueden tener más o menos intensidad. Solucionar el problema no es fácil y encima se estima que el 20% de la población sufre Tinnitus de manera más o menos recurrente.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Los mejores métodos para dejar de fumar sin usar fármacos
Siguiente
¿Cuáles son las 8 enfermedades infecciosas más extendidas y letales del mundo?