En este post, te ofrecemos toda la información para que entiendas por qué tiembla el ojo de este modo y cómo evitar futuros episodios de esta contracción involuntaria, espasmódica y repetitiva del músculo orbicular, el que rodea al ojo. 

¿Por qué me tiembla el ojo?

Las posibles causas del temblor en los ojos, también conocido como blefaroespasmo, pueden ser muy distintas, aunque en la mayoría de los casos responde a una situación de estrés o ansiedad y mala gestión de estos fenómenos.

No obstante, puede deberse también a otros factores:

  • Sequedad ocular: un déficit lacrimal puede conducir a una irritación de la córnea o la conjuntiva, lo que puede llevar a este espasmo en el ojo.
  • Cansancio: la falta de sueño o una alta carga de trabajo, especialmente frente a un ordenador, pueden ser también causas de este temblor en los ojos.
  • Malos hábitos de alimentación: el exceso de cafeína o bebidas estimulantes son el origen de muchos problemas de este tipo.
  • Síndrome de Sjögren: se trata de un problema que afecta, especialmente, a mujeres que superan los 40 años de edad y consiste en que las glándulas que generan la humedad en los ojos se inflaman, por lo que provocan el temblor.
  • Alergias: al calmar el picor, enrojecimiento o lagrimeo en los ojos que provocan las alergias, se pueden producir temblores involuntarios en los ojos.

Temblor de ojo: falta de vitamina como otra causa importante

Otro de los factores a los que hay que atender para conocer por qué tiembla el ojo es un posible déficit de vitamina, especialmente la del tipo B12, así como otros minerales, tales como el magnesio o el potasio.

Cómo evitar el temblor en los ojos

En caso de que el origen esté en un cuadro de estrés o ansiedad, este temblor suele desaparecer cuando este momento ha desaparecido o ha reducido su intensidad. Por ello, es conveniente huir de estas presiones mediante técnicas relajantes.

Otra de las formas de prevenir o tratar estos episodios es el ejercicio físico junto a una alimentación saludable.

Además, un descanso reparador o evitar la cafeína son otras de las medidas que puedes tomar para evitar la aparición de este fenómeno.

Por último, también puedes recurrir a gotas lubricantes u otras soluciones de hidratación que te recete tu oftalmólogo para acabar con la sequedad.

Cuándo acudir al especialista si me tiembla un ojo

Solo en excepcionales ocasiones tendrás que plantearte visitar al oftalmólogo ante episodios de este tipo:

  • Cuando la contracción se extiende más allá de una semana.
  • Si el párpado se cierra involuntariamente tras cada espasmo.
  • Si el ojo está enrojecido o hinchado.
  • Cuando el espasmo está acompañado de otros síntomas.

Estas son algunas de las pautas más destacadas para entender por qué tiembla el ojo en episodios muy puntuales y de esta forma conocerás el origen de fenómenos de salud tan curiosos como este.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
6 claves esenciales para elegir el mejor centro de desintoxicación
Siguiente
Cómo combatir la ansiedad y depresión por el confinamiento