Operación de cataratas
Las operaciones de cataratas son generalmente exitosas.

Las cataratas son la perdida de opacidad del cristalino (la lente natural del ojo). Las operaciones de cataratas siguen siendo la solución definitiva para esta patología. Se trata de una intervención ambulatoria, ya que no suele necesitar hospitalización, y sin demasiadas complicaciones.

La operación de cataratas consiste en retirar el cristalino nublado y cambiarlo por una lente intraocular. 

¿Qué complicaciones pueden darse en una operación de cataratas?

La operación de cataratas tiene una tasa de éxito realmente elevada, del 97% o incluso mayor. La complicación más frecuente tras una intervención de cataratas son las cataratas secundarias, que padecen hasta el 50% de los pacientes que pasan por el quirófano.

Las cataratas secundarias se producen cuando la membrana que sostiene la lente intraocular se vuelve opaca. Esto puede suceder varios meses o años después de la operación. La solución es usar un láser para hacer una abertura en la membrana y permitir que pase la luz.

El resto de complicaciones son bastante infrecuentes:

Ojo morado: si la anestesia del ojo se realiza por inyección puede que aparezca un hematoma alrededor del ojo. No es nada grave y desaparece con el tiempo.

Hemorragia ocular: en el improbable caso de ocurrir suele ser en la superficie del ojo y durante la cirugía, siendo rápidamente detenida por el cirujano.

Infección en el ojo: pasa solo una vez de cada mil. Para evitarla suele aplicarse colirios con antibióticos antes, durante y después de la operación.

Endoftalmitis: si hay infección puede haber inflamación del ojo. Esto es más frecuente en personas con ciertas patologías previas como la diabetes. También hay inflamaciones del ojo no relacionadas con infecciones, que se tratan fácilmente con un colirio.

Glaucoma secundario: muy poco frecuente y solo temporal.

Desprendimiento de retina: las personas muy miopes pueden ser más propensas al desprendimiento de retina durante las cirugías oculares.

Filtraciones de líquido en la incisión: si se producen filtraciones en la incisión de la córnea aumentan las probabilidades de infección. Para evitar las infecciones en esos casos  a veces se usan lentes de contacto, vendajes por presión o incluso algún punto de sutura.

Astigmatismo: en ocasiones la inflamación de la córnea o que se hayan puesto puntos y estén tirantes puede distorsionar la forma de la córnea provocando astigmatismo, que desaparecerá paulatinamente cuando baje la inflamación o en cuanto se quiten los puntos.

Edema macular: tras la operación la macula se puede inflamar, produciendo visión borrosa. Esto se trata con antiinflamatorios.

Descentramiento de la lente intraocular: es muy raro, pero puede pasar que la lente intraocular que se implanta durante la operación se desplace y cause problemas de visión En ese caso hay que ponerla bien o sustituirla por otra.

1 Comentario

  • ¿Cómo es el postoperatorio de la operación de cataratas?,

    […] muy poco dedicamos un post a las posibles complicaciones de la operación de cataratas. Seguimos hablando sobre la operación de cataratas resolviendo una de las dudas más frecuentes: […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    ¿Cuántos tipos de virus de la gripe hay?
    Siguiente
    Obsesiones compulsivas: tipos y síntomas de TOC