Muchos se preguntan por qué salen las muelas del juicio, siendo como son unas muelas sin utilidad y causando en ocasiones en ocasiones bastantes molestias. En este post respondemos a esa y otras preguntas relacionadas.

¿Por qué salen las muelas del juicio?

En realidad las muelas del juicio son un vestigio de nuestro pasado. Según los antropólogos se trata de los terceros molares que nuestros antepasados homínidos usaban para ayudar a masticar el follaje. Con el cambio de la dieta, ese par de terceros molares se hizo innecesario y es por eso que hoy día muchas personas no llegan a desarrollarlas nunca.

El hecho de que a unas personas les salgan y a otras no, y que en algunos casos sean dolorosas y en otros no aún está por averiguar, pero depende de varios factores.

¿A qué edad salen las muelas del juicio y por qué se las llama así?

El motivo de su curioso nombre es su edad de aparición. Las muelas del juicio, cuando aparecen, suelen hacerlo entre los 16 y los 25 años; edades a las que se supone que ya se ha desarrollado el “juicio”.

¿Es necesaria la extracción de las muelas del juicio, si aparecen?

Normalmente las muelas de juicio no suponen un problema, por lo que no hace falta extraerlas. Simplemente están ahí y no sirven para nada. Si no hay ningún motivo para hacerlo, los expertos recomiendan no extraerlas porque si, ya que ninguna cirugía es inofensiva.

Sin embargo, lo tardío de su aparición puede provocar problemas. Los otros dientes ya están completamente asentados y es posible que las muelas del juicio no tengan espacio suficiente para salir al exterior correctamente. Entonces empujan a los dientes de alrededor, pugnando por salir, y se convierten en lo que se conoce como muelas del juicio impactadas o retenidas. Estas muelas de juicio impactadas son una fuente de hinchazón, dolor e infecciones. En ese caso es cuando hay que hacer algo.

¿Qué se puede hacer ante las muelas del juicio impactadas?

La solución más obvia es la extracción quirúrgica de las muelas del juicio. Una vez extraídas, dejan de dar problemas.

Tampoco es que haya demasiadas alternativas a la extracción. En caso de infecciones se puede emplear un tratamiento con antibióticos, pero nada, salvo la extracción de las muelas, asegura que la infección no vuelva a repetirse.

La extracción se desaconseja a partir de los 30 años, pues la operación se complica con la edad.

¿Cómo es la operación de extracción de muelas del juicio?

Mucha gente le tiene miedo a la operación de extracción de muelas del juicio porque piensan que será algo muy doloroso. Pero no hay que preocuparse demasiado, porque la operación se hace con anestesia local, el paciente no sentirá nada.

Si la muela es fácil de extraer, el cirujano lo hará ampliando el área donde se aloja la muela (el llamado alveolo) con un par de pinzas especiales y moverá la muela de lado a lado hasta que este lo bastante floja como para sacarla. En el caso de que la muela esté más escondida el cirujano tendrá que hacer un corte en las encías y tal vez quitar un poco del hueso del maxilar para llegar hasta la muela y extraerla.

Lo peor, entre comillas, viene en el postoperatorio. El paciente puede sufrir molestias durante algunos días después de la intervención.

Y tu, ¿conoces a alguien a quien le hayan salido las muelas del juicio?

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Daith piercing: Cómo quitar la migraña con un pendiente
Siguiente
¿Cómo dejar de fumar? Consejos para conseguirlo con facilidad