¿A qué es debido este fracaso? El fracaso al intentar dejar de fumar se produce por seguir un procedimiento poco efectivo. Poca fuerza de voluntad o desinformación son las bases de un retorno seguro al cigarrillo. Por eso, puedes seguir algunos consejos acerca de cómo dejar de fumar con facilidad, y que el proceso sea todo un éxito.

Dejar de fumar siguiendo 10 pasos efectivos

La respuesta a cómo dejar de fumar no es única para todo el mundo, cada persona encontrará sus propias fortalezas. No obstante, siempre existen algunos pasos a seguir para facilitar las cosas.

Tener convencimiento

Si quieres, puedes. Esto es una máxima que se aplica a todos los ámbitos de la vida. El camino será complicado y duro, pero si te mantienes firme, lograrás tu objetivo antes de lo que imaginas. Si tienes el convencimiento de dejar de fumar, toma la decisión y síguela. Ten en cuenta todos los beneficios de apartar el tabaco definitivamente y siéntelos cada día.

Marcar una fecha

No se trata de marcar el inicio del camino, si no el fin de tu relación con el tabaco. Es más fácil cortar de raíz el hábito que tratar de dejarlo progresivamente. Así que un buen consejo es marcar un día para dejar de fumar definitivamente, y cumplirlo.

Cambiar la rutina

Los fumadores tienden a seguir rutinas a la hora de buscar el cigarrillo. Tanto en el trabajo, como fuera de él, hay momentos en el día marcados por la necesidad o la apetencia de fumar. Saber identificarlos es clave para intentar cambiarlos, buscando otras opciones que no te recuerden lo que no estás haciendo. Por supuesto, en este punto es vital también que te deshagas del paquete de tabaco y del mechero. Cuantos menos estímulos relacionados con ello tengas, mejor.

Positividad

Piensa en todas las ventajas y beneficios para dejar de fumar. Seguro que puedes encontrar buenos motivos para dejar de fumar que te ayuden en tu camino. Y también buscar el apoyo de tu familia y amigos, por si en algún momento tus fuerzas fallan.

Ocupar la mente

Deja de pensar en que quieres fumar y en todos los síntomas de dejar de fumar que sientes. Ocúpate en otras cosas, céntrate en el trabajo y en hacer planes que te gusten para no pensar en el tabaco.

Hacer ejercicio

El deporte te ayudará a evadirte y a mejorar tu estado físico en general. Pero, además, comprobarás día a día como apartar el tabaco se traduce en mayor capacidad para hacer ejercicio. Te cansarás menos y disfrutarás más del aire libre.

Beber más líquido

Excluyendo el alcohol de la ecuación, beber líquido y mantener el organismo hidratado actúa favorablemente en el proceso de evitar el tabaquismo. Agua, zumos, y refrescos de forma moderada son firmes aliados contra los cigarros.

Controlar la comida

Uno de los mitos más extendidos sobre dejar de fumar es que se engorda en el proceso. Esto es un error, puesto que no se engorda por dejar de fumar. La realidad es que se engorda porque se tienden a sustituir los cigarrillos por comida, normalmente poco saludable. Para evitar esto, controla tus ingestas y procura no comer alimentos procesados.

Paso a paso

Márcate objetivos a corto plazo, y el largo plazo llegará solo. No pienses en el futuro lejano, si hoy no fumas, ya es todo un triunfo.

Aceptar ayuda profesional

Si piensas que no será suficiente con tu propia fuerza de voluntad, existen programas sanitarios específicos para dejar de fumar, igual que productos de venta en farmacias diseñados para que la transición resulte más llevadera.

Siguiendo estos pasos, podrás dejar de fumar con facilidad y de un modo determinante. ¿Conoces algún otro truco para dejar de fumar? Cuéntanos tu experiencia.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Por qué salen las muelas del juicio y otras preguntas
Siguiente
Que es la amniocentesis y cuales son sus riesgos