La alimentación es uno de los temas de salud que más suelen preocupar a la gente. Bien es verdad que a veces no se preocupan por salud sino por apariencia, y buscan una alimentación saludable que les evite aumentar de peso. Esta preocupación ha dado lugar a toda clase de mitos sobre la alimentación saludable. Muchos de ellos son simpáticos; otros, peligrosos. Te contamos algunos de ellos.

Mitos sobre la alimentación saludable

Las grasas insaturadas no engordan. Falso, tienen las mismas calorías que las grasas saturadas pero, eso sí, son mucho más sanas para el corazón.

Los huevos son malos para el corazón. Falso, los huevos tienen colesterol, pero los estudios epidemiológicos muestran que la mayoría de las personas sanas pueden comer un huevo al día sin problemas.

Las frutas y verduras congeladas son menos nutritivas que las frescas. Falso, si la congelación se produce bien se conservan todos los nutrientes.

La vitamina C puede evitar que un resfriado. Falso, las investigaciones no han demostrado esta supuesta propiedad, excepto en colectivos muy específicos, como corredores de maratón o esquiadores.

No hay que comer después de las 20:00. Falso, los que sostienen esto dicen que se queman más rápido los alimentos que se consumen por la mañana, pero en realidad el cuerpo utiliza las calorías de la misma manera por la mañana, tarde y noche.

Hay que contar calorías para bajar de peso. Falso, 100 calorías de verdura son más saludables que 100 calorías de patatas fritas. Lo verdaderamente importante es consumir las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita.

Las zanahorias crudas son más nutritivos que cocinadas. Falso, en realidad es al revés porque al cocinarlas se rompen las paredes celulares y se libera el beta caroteno.

Los hidratos de carbono engordan. Falso, un estudio reciente demostró que aunque las dietas bajas en carbohidratos provocan una mayor pérdida de peso inicial, se tiende a recuperar más peso con el tiempo.

Los productos etiquetados como naturales son mejores. Falso, deberían serlo, pero por desgracia en muchos casos es solo un reclamo que usan las empresas para aumentar las ventas de sus productos.

Comer apio quema más calorías de las que consume. Falso, no hay alimentos con calorías negativas, pero si es verdad que tiene tan pocas calorías que es un buen alimento para picar entre horas.

¿Conocías estos mitos sobre la alimentación saludable? ¿Hay alguno más que hayas oído? Esperamos tu participación en los comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
6 preguntas frecuentes sobre el virus del ébola
Siguiente
Los 10 tipos de lesiones deportivas más frecuentes