El estrés es muy habitual en el día a día de la mayoría de las personas. El ritmo de vida, las preocupaciones, etc., son causas que hacen que vayamos acumulando cada vez más estrés, lo que se traduce en tensiones de varios tipos, que a su vez pueden desembocar en otros problemas de salud. Sin embargo, existen formas de controlar esas tensiones, con algo tan sencillo como meditar unos minutos cada día, algo que relaja el cuerpo y la mente a partes iguales. Te enseñamos cómo hacer meditación para liberar tensiones.

Técnicas de meditación para relajar el cuerpo y la mente

No hace falta ser un experto en meditación para ser capaz de relajarse y liberar tensiones. De hecho, hay algunas técnicas muy sencillas que cualquiera puede practicar para sentirse inmediatamente mejor a nivel físico y mental.

Mantenerse inmóvil

Parte de los nervios acumulados se producen por una actividad demasiado frenética durante el día. Parar, quedarse quieto, ya sea en pie o sentado, y simplemente observar el entorno es una forma de reducir significativamente los niveles de tensión en el cuerpo. Eliminar el movimiento del cuerpo es el primer paso para liberar por completo el estrés.

Controlar la respiración

Aprovechando esa tranquilad y quietud momentánea, es el momento de prestar atención a la respiración, controlarla y ralentizarla. Atender a la respiración ayuda a calmar la mente y a evadirse de los problemas, porque la mantendrás ocupada en otra actividad. Puede definirse este proceso como un tipo de meditación corta, pero muy eficaz al mismo tiempo.

Dejar la mente en blanco

Una vez controlada la respiración, llega el momento de dejar la mente en blanco. A esto puede ayudar un entorno tranquilo, una música suave e incluso una iluminación adecuada. El simple hecho de sentarse en un lugar tranquilo, cerrar los ojos y tomar conciencia de las actividades del propio cuerpo, es una meditación que relaja casi de inmediato.

La ayuda de un masaje

Un masaje es el complemento perfecto para que la meditación surta el mayor efecto posible. Existen auto masajes que puedes darte en las piernas y en algunas zonas del cuerpo, pero lo más aconsejable es que pidas ayuda a otra persona o que incluso acudas a un masajista profesional que te ayudará a relajarte rápidamente.

Con estas técnicas de meditación tienes las bases de cómo hacer meditación para liberar tensiones. Olvídate del estrés dedicando unos minutos de tu día a día a esta actividad, y verás cómo tu calidad de vida mejora en muy poco tiempo.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Por qué nos resfriamos más en invierno según los expertos
Siguiente
Diferencia entre alergia e intolerancia en la alimentación