La diabetes es una enfermedad que puede dar lugar a muchas complicaciones y aunque en todas las enfermedades es importante conocer las señales o indicios para identificarla, en este caso es especialmente interesante conocer los síntomas de la diabetes, ya que cuanto antes se trate menos riesgos encontraran los pacientes.

Cuando el organismo no es capaz de producir insulina o de utilizarla de la forma correcta la persona sufre diabetes, una enfermedad crónica. La insulina es la hormona responsable de que la glucosa pueda ser absorbida por las células de nuestro cuerpo y transformada en energía. Un enfermo de diabetes no es capaz de realizar esta función y la glucosa queda en su sangre y puede provocar serios problemas a su organismo.

Existen diferentes tipos de diabetes. La de tipo 1 suele aparecer en niños y jóvenes y sin inyectarse insulina el paciente moriría. La de tipo 2 es más común y aunque suele aparecer en jóvenes cada vez la padecen más niños, en este caso pueden pasar muchos años sin que se diagnostique. La diabetes mellitus gestacional es la que se le diagnostica a una mujer durante el embarazo y es normal que desaparezca tras el parto.

 Síntomas de la diabetes: ¿qué señales debo reconocer?

–           Sed y ganas de orinar: Son las primeras señales y las más comunes de la diabetes. El exceso de  glucosa en sangre provoca que los riñones trabajen más deprisa para intentar deshacerse de ella, por lo que nuestro organismo necesita orinar de forma frecuente, especialmente por la noche.  Sin embargo, esta pérdida de líquidos conducen a que el individuo sienta mucha sed y necesite beber también de forma muy frecuente. Estos síntomas de la diabetes van unidos ya que uno es la causa del otro.

 –          Pérdida de peso pero mucha hambre: Este es otro de los síntomas de la diabetes que suele presentarse al inicio. Consiste en que el enfermo pierde peso sin ningún tipo de causa o explicación, es más, siente incluso arrebatos de hambre y a pesar de estas grandes ingestas continúa adelgazando. Se debe a que al ir al baño nuestro organismo no solamente se deshace de la glucosa sino también de las calorías.

  –          Fatiga o cansancio:  Simplemente el hecho de dormir mal por la necesidad de ir al baño cada noche puede hacer que el paciente se encuentre cansado pero si además tenemos en cuenta que debido a la diabetes no es capaz de convertir el azúcar en energía , comprenderemos mejor que esa persona es como un coche sin combustible. La irritabilidad se considera otro de los síntomas de la diabetes, pero suele estar asociada a esta sensación de fatiga.

 –          Cicatrización lenta: La diabetes afecta a la circulación, ya que los vasos sanguíneos se ven dañados por el exceso de glucosa,  y se puede detectar a través de una cicatrización lenta de las heridas o cortes.

 –          Visión borrosa: El alto nivel de glucosa también afecta al ojo y cambia la forma de la lente, por lo que otro de los síntomas de la diabetes es la visión borrosa o destellos de luz que aparecen en nuestro campo de visión sin causa alguna.

 Es importante saber que en la de tipo 2 es más difícil detectar los síntomas de la diabetes y que también se debe tener en cuenta si hay antecedentes en la familia o si padece obesidad, ya que son factores que hacen que una persona sea más propensa a tenerla. La diabetes de tipo 2 puede ser tratada con cambios en el estilo de vida y los hábitos cotidianos de cada persona o con cirugía para bajar de peso. La diabetes de tipo 1 es incurable. En ambos casos el profesional aconsejara y recetara los medicamentos, dietas y ejercicios más saludables para el enfermo que le permitirán llevar una vida normal. Si experimenta los síntomas de la diabetes no dude en acudir a su médico cuanto antes.

1 Comentario

  • simpleNewz - elblogdelasalud.es RSS Feed for 2014-12-12,

    […] Los síntomas de la diabetes que debes conocer […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Propiedades del alpiste para la salud que te sorprenderán
    Siguiente
    La alimentación para bebés de 11 meses y los cambios de esta etapa