germenes
La invención del microoscopio permitiría descubrir a los gérmenes.

Los que visitéis este blog con cierta frecuencia ya sabéis que nos gusta mirar atrás de vez en cuando. Por eso, y al tratarse de un blog de salud, ya estábamos tardando en hacer una serie de posts con algunos de los hitos que definen la historia de la Medicina. Aquí tenéis el primero, poneos cómodos y disfrutad del recorrido:

Hitos de la Historia de la Medicina

Los orígenes de la práctica médica: la trepanación

La trepanación es uno de los tratamientos médicos más antiguos que se conocen. Ya hay evidencias de su realización alrededor del 8.000 A.C. Esta operación consistía en practicar un orificio en el cráneo, con una herramienta parecida a un taladro. Los motivos para hacer algo semejante eran diversos: algunas culturas creían que las enfermedades se debían a espíritus malignos que se introducían en el cuerpo del enfermo, así que el modo más fácil de hacerlos salir era haciendo un agujero en el cráneo.  En la cultura grecorromana la trepanación se practicaba para aliviar la presión intracraneal en casos de traumatismo.

Juramento hipocrático: la ética al servicio de la medicina

Hipócrates de Cos (460 A. C. – 370 A. C.) define los fundamentos éticos de la profesión médica, con su célebre Juramento Hipocrático. En su obra, establece principios tan importantes como que el primer deber del médico es velar por el bien de su paciente.

El juramento hipocrático, al igual que las mejores obras de la literatura y de la música, ha sido versionado multitud de veces, y se sigue recitando en las facultades de Medicina de todo el mundo.

Santorio Santorio y la medicina familiar

Inventos tan habituales en casa como el termómetro y el pulsímetro surgieron de la imaginación de Santorio Santorio, un médico italiano que vivió entre 1561 y 1636.

Santorio también era un científico peculiar. Se pasó treinta años pesándose a diario, y también pensado todo lo que comía y bebía, así como su orina y heces. Después comparaba el peso de todo lo que había ingerido con el de lo que había eliminado. El resultado era que el peso de sus desechos a diario era considerablemente menor que el peso de lo que ingería. Para explicar esto enunció una estrafalaria teoría sobre la “transpiración insensible” (básicamente, que la diferencia de peso se eliminaba a través de la piel en forma de agua) que, como podéis imaginar, no tuvo demasiada aceptación.

Así fluye la vida en nuestro interior, la circulación sanguínea

William Harvey fue el primero en describir la circulación de la sangre, a principios del siglo XVII. Harvey descubrió que el corazón bombeaba la sangre y que las arterias la distribuían por el cuerpo mientras que las venas la traían de vuelta el corazón. Enfrentarse a la teoría dominante en la época, obra de Galeno, según la cual la sangre se dispersaba por el organismo y era completamente absorbida, sin volver a circular, le valió más de una acusación de hereje.

Desenmascarando a los culpables: el descubrimiento de los gérmenes

Hasta 1676 se desconocía la existencia de los gérmenes. Se teorizaba sobre su existencia, pero fue Anton van Leeuwenhoek, el primero en observar gérmenes en una gota de agua (el los llamó “animáculos”,). Lo hizo gracias al microscopio, un invento que permitió a la Ciencia de la época adentrarse en el fantástico mundo de lo diminuto.

Una vez descubiertos, los gérmenes no tardaron demasiado en ser señalados como responsables de muchas de las enfermedades que asolaban a la humanidad. Una vez descubiertos los criminales, fue más fácil poner fin a sus crímenes. De ser responsables del 30% de las muertes han pasado a provocar solo el 4%, y simplemente con medidas preventivas tan sencillas como que el médico se lave las manos.

¿Curar con agujas?

Si hablamos de medicina tradicional china lo primero que nos viene a la mente es la acupuntura. La acupuntura se basa en clavar agujas en puntos determinados de la piel para restaurar la salud del cuerpo. Es una de las prácticas “médicas” más antiguas (se han encontrado vestigios de su uso), y ponemos médicas entre comillas porque aún se debate si tiene una base científica o su eficacia se debe exclusivamente al efecto placebo.

La gran aportación de las vacas a la Medicina

¿Os parece que las vacas no pueden haber hecho nada por la medicina? Pues os diremos que gracias a ellas tenemos vacunas (ahora ya sabéis que vacuna viene de vaca).

En 1796 había una auténtica epidemia de viruela en toda Europa. El médico rural Edward Jenner, de Berkeley (Inglaterra), se enfrentaba a dos tipos de viruela: la viruela humana, potencialmente mortífera, y la viruela de la vaca (también llamada viruela vacuna), mucho menos peligrosa. La viruela de la vaca afectaba principalmente a las ordeñadoras, que eran las que más en contacto estaban con estos animales. Jenner se dio cuenta de que, tras pasar la viruela vacuna, las ordeñadoras nunca tenian la viruela humana. Así que pensó que inoculando la viruela vacuna a la gente, desarrollarían inmunidad contra el terrible virus de la viruela humana. Para probar su teoría, Jenner inyectó la viruela vacuna a un niño de ocho años. Tras pasar la enfermedad, le inoculo esta vez la viruela humana. Afortunadamente el niño no mostró ningún síntoma de la enfermedad, Jenner demostró su teoría y las llamadas vacunas se generalizaron como método de prevención de enfermedades. Aunque experimentar con niños es verdaderamente cuestionable, nadie puede negar la impresionante contribución de Edward Jenner al avance de la Medicina.

Operar sin dolor

¿Os imagináis como serían algunas operaciones sin anestesia? La perspectiva de que alguien tuviera que enfrentarse al dolor de ser abierto para extraerle el apéndice, por ejemplo, resulta poco menos que aterradora. Sin embargo, hoy día gracias a los anestésicos podemos pasar por quirófano sin ese temor. Aunque antiguamente se utilizaban alcohol y opiáceos para adormecer la consciencia, con resultados más o menos aceptables, no se puede considerar el inicio de la anestiología hasta el uso del éter o el óxido nitrosos, a principios del siglo XIX. En 1847 se descubriría el cloroformo y, más adelante, aparecerían toda la gama de anestésicos que se usan en la actualidad.

Estos son los hitos más significativos de la historia de la Medicina, pero hay muchos más. ¿Echas alguno en falta? Háznoslo saber en los comentarios.

1 Comentario

  • Los hitos que resumen la historia de la medicina (II),

    […] Los hitos que resumen la historia de la medicina (I) … 1 week ago […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Anterior
    Consejos para la prevención de accidentes infantiles
    Siguiente
    Es efectiva una crema cicatrizante para heridas abiertas