La educación y la salud de un niño es un proceso global, algo que empieza desde su nacimiento y que debe integrar cada uno de los aspectos de su vida. Es muy complicado identificar hábitos saludables para niños en general, sin embargo es preciso seguir una serie de pautas estándar que favorecerán su crecimiento y su desarrollo, estas son algunas de las principales.

Cinco hábitos saludables para niños durante su crecimiento

  • La alimentación es fundamental, comer sano y equilibrado es imprescindible para un bebé, pero también para un niño y un adulto. En nuestro último post acerca de salud infantil repasábamos algunos consejos acerca de este tema. Una vez comience a seguir una dieta normal, siempre viene bien animarle a probar cosas nuevas para que experimente sabores y texturas diferentes. Incluir fruta y verdura, cereales y evitar en lo posible la comida rápida son hábitos que favorecen su salud y su desarrollo.
  • La importancia del agua no solo hace referencia a la vida adulta, el cuerpo de un recién nacido y de un niño necesitan hidratación, por lo que es muy necesario consumir agua (en cantidades normales, el exceso puede ser perjudicial), para eliminar todo tipo de toxinas e hidratar los órganos. Los zumos de fruta naturales son una buena alternativa, sin embargo no es bueno abusar de su consumo debido a la cantidad de azúcar que contienen.
  • En cuanto a hábitos en general, es conveniente adoptar una serie de horarios que nos ayuden a fijar rutinas. Es cierto que hay que dejar cierto margen a actividades no programadas, sin embargo cuestiones como el estudio, las tareas del colegio y otras obligaciones semanales deben estar reguladas por un horario fijo.
  • El uso de medios como el ordenador o la televisión también deben regirse por un horario. No es conveniente que un niño pase muchas horas delante de una pantalla, sobretodo porque es tiempo que se pierde para realizar otras actividades más saludables.
  • El deporte es muy necesario para un niño. La actividad física favorece su desarrollo y permite el buen desarrollo del organismo. El índice de masa corporal se regula por medio de la actividad física, permitiendo que las distintas fases del crecimiento se sucedan de manera adecuada. Ten en cuenta que el ejercicio influye en su estado de ánimo, así que los beneficios van mucho más allá de las consecuencias físicas.

Estos son algunos hábitos saludables para niños, aunque cada uno tiene sus propios ritmos y necesidades, estos cinco consejos se deben aplicar en todos los casos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Alopecia femenina: causas y tratamiento de calvicie en mujeres
Siguiente
¿Cómo saber si un niño es autista? Claves para el diagnóstico