El sistema inmunológico de un recién nacido no se encuentra totalmente formado, de hecho durante sus primeros años de vida sufre un proceso continuo hasta desarrollarse por completo. Debido a esto, los recién nacidos son más propensos a adquirir enfermedades de tipo contagioso, si bien es cierto, en la mayoría de los casos estas dolencias pueden ser tratadas con gran eficacia. Estas son las enfermedades contagiosas más comunes en los niños y su tratamiento habitual.

Enfermedades contagiosas más comunes en los niños y recién nacidos

  • Gripe: Casi todos los recién nacidos pasan por una fase de gripe a lo largo e sus primeros años de vida. Una pequeña infección de garganta o pulmones es suficiente para que esta enfermedad infecciosa se desarrolle. Su transmisión es muy sencilla por medio de personas ya infectadas, o por el contacto con objetos que transmitan el virus. Si no se trata a tiempo puede derivar en neumonía, por eso es imprescindible acudir a un médico cuando notamos los primeros síntomas de gripe en el recién nacido.
  • Varicela: También muy usual durante los primeros años, si bien es cierto que en la actualidad las vacunas son muy eficaces, sin embargo la varicela sigue siendo una de las enfermedades contagiosas más comunes en los niños. Manchas o ampollas en la piel son las manifestaciones más evidentes de la varicela, si bien suelen acompañarse de una ligera fiebre. Se transmite por contacto directo con otras personas afectadas.
  • Tosferina: Su peligro principal consiste en la facilidad con la que se contagia a edades tempranas. Ataques de tos, vómitos, diarrea incluso sensación de asfixia son los síntomas más habituales. En la actualidad esta infección se trata de manera eficaz, sin embargo una complicación puede derivar en una discapacidad permanente, incluso muerte prematura.
  • Eritema Infeccioso: Se trata de una enfermedad muy común en niños entre 4 y 12 años. Fiebre, dolor de cabeza y rinorrea se manifiestan debido al contagio del parvovirus B19. Alrededor del 20% de los niños afectados superan esta enfermedad sin manifestar síntomas, de hecho, a pesar de no existir tratamiento, suele desaparecer de manera espontánea.
  • Roséola: Fiebre alta, enrojecimiento de los ojos o dolor de garganta son algunos de los síntomas comunes, sin embargo el más evidente es la aparición de manchas rojas en la piel. Los síntomas acaban por desaparecer a la semana y se puede mitigar con paracetamol e ibuprofeno.

Estas son algunas de las enfermedades contagiosas más comunes en los niños y recién nacidos. Si tienes alguna pregunta al respecto, como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro blog de salud.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Tipos de insulina en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2
Siguiente
Síntomas del alcoholismo: ¿Como reconocer a un alcohólico?