Conocimos en nuestro anterior post los síntomas y las causas de la enfermedad de Addison. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad? ¿Cómo se trata? Te lo contamos a continuación.

Enfermedad de Addison: diagnostico

Para llegar a un diagnóstico de enfermedad médico le hará preguntas sobre su historia clínica y sus síntomas. El médico también puede realizar pruebas de laboratorio:

  • Análisis de sangre: Los exámenes que miden los niveles de ciertos minerales y hormonas en la sangre pueden ayudar a diagnosticar la enfermedad de Addison, y cuál podría ser la causa. El médico también puede querer hacer pruebas especiales para comprobar su sangre antes y después de una inyección. Estas pruebas ayudan a saber si el cuerpo está respondiendo normalmente a un aumento de los niveles de ciertas hormonas, como la hormona adrenocorticotrópica (ACTH) y la insulina.
  • Pruebas de imagen: El médico puede querer hacer una tomografía computarizada (TC) para comprobar el tamaño de las glándulas adrenales o la glándula pituitaria y buscar problemas que podrían ayudar a identificar la causa de la insuficiencia suprarrenal.

Enfermedad de Addison: tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Addison por lo general consiste en tomar corticoesteroides recetados para reemplazar las hormonas que el cuerpo no produce. Si el cuerpo no produce suficiente cortisol, el médico puede prescribir hidrocortisona, prednisona o acetato de cortisona. Si el cuerpo no está produciendo suficiente aldosterona, el médico puede prescribir fludrocortisona. Estos medicamentos se toman todos los días por vía oral (en pastillas).

El médico también puede recomendar que el enfermo tome un medicamento llamado dehidroepiandrosterona. Algunas mujeres que tienen la enfermedad de Addison descubren que al tomar este medicamento mejora su estado de ánimo y el deseo sexual.

Si el enfermo experimenta una crisis de Addison, que necesita atención médica inmediata. El tratamiento suele consistir en inyecciones intravenosas (IV) de hidrocortisona, solución salina (agua salada) y dextrosa (azúcar). Estas inyecciones ayudan a restaurar la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de potasio a la normalidad.

Si tienes la enfermedad de Addison, es necesario prepararse para la posibilidad de una emergencia médica (crisis de Addison): lleva contigo una tarjeta de alerta médica y pulsera en todo momento para que los trabajadores de emergencias sepas qué tipo de atención que necesita. Mantente en contacto con tu médico de familia y hazle saber si tus síntomas cambian o medicamentos dejan de funcionar de la manera que solían hacerlo.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Apneas del sueño severas: causas y consecuencias
Siguiente
Enfermedad o Síndrome de Addison: síntomas y causas