La primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido; y viene acompañada de buen tiempo, más horas de luz y un cambio de hora. ¿Cuáles son los efectos del cambio de hora en primavera? Es posible que hayas experimentado alguno de ellos. Repasamos los principales a continuación.

Efectos del cambio de hora en primavera

El cambio de hora se hace para ahorrar energía, aprovechando la luz del sol. Sin embargo, este cambio tiene algunos efectos sobre la salud:

Los impactos del cambio de hora están relacionados con el ritmo circadiano interno de nuestro cuerpo. Con el cambio el sol sale más tarde, por lo que es más difícil despertarse por la mañana. Esto se debe a que reiniciamos nuestros relojes naturales utilizando la luz. Cuando estas señales cambian de la nada (al menos para nuestros cuerpos), causan una gran confusión en nuestro organismo.

Las transiciones asociadas con el inicio y el final del horario de verano perturban los patrones de sueño, y hacen que la gente se muestre más inquieta por la noche, lo que provoca somnolencia al día siguiente, así como fatiga y falta de concentración. Esta somnolencia conduce a una pérdida de la productividad y un aumento de la pereza en el trabajo, pero aún hay efectos peores. Por ejemplo, un estudio mostró un aumento significativo en las tasas de accidentes en el lunes siguiente a la hora de verano, lo que se atribuye a un aumento de la somnolencia. Sin embargo, más allá de ese primer lunes, los accidentes de coche disminuyen porque al aumentar las horas de luz también aumenta la visibilidad en las carreteras.

Pero no solo eso, durante la primera semana de horario de verano hay un aumento en los ataques al corazón, según un estudio en el The American Journal of Cardiology (y otros estudios previos). Esto se debe a que la pérdida de una hora de sueño aumenta el estrés y proporciona menos tiempo para recuperarse durante la noche. Lo contrario ocurre cuando ganamos una hora extra de sueño. El final del horario de verano provoca una disminución en los ataques cardíacos.

Los efectos del cambio de hora en primavera pueden ser algo molestos, pero no se notan más de unos pocos días. Los noctámbulos son los que más los sufre. Para algunos, pueden hacer falta hasta tres semanas para recuperarse de los cambios. Si lo notas durante más tiempo, te recomendamos que acudas a un médico.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es la muerte súbita en bebés: causas y síntomas
Siguiente
Cómo se trata el SIDA. Tratamiento del VIH en la actualidad