En nuestro anterior post hablamos sobre la diabetes nefrogénica insipida (DIN), vamos a centrarnos ahora en sus síntomas y diagnóstico.

Síntomas de la diabetes nefrogénica insípida

Los síntomas de la diabetes nefrogénica insípida pueden variar de una persona a otras, siendo algunos pacientes más afectados que otros. La forma adquirida es casi siempre menos severa que las formas hereditarias.

Los tres síntomas principales de la diabetes nefrogénica insipida son:

  • Sed crónica excesiva (polidipsia)
  • Producción excesiva de orina (poliuria)
  • Micción excesiva en la noche (nicturia)

Algunos bebés pueden presentar vómitos, náuseas, fiebres inexplicables, letargo e irritabilidad. La enfermedad también puede causar estreñimiento, diarrea y mala alimentación. Como resultado, algunos bebés pueden dejar de crecer o retrasar su crecimiento. En algunos casos, estos síntomas pueden ser leves y no apreciarse.

En la DNI hereditaria, los síntomas por lo general aparecen poco después del nacimiento y el diagnostico se produce en el primer año de vida. En la DNI autosómica dominante, los síntomas tienden a aparecer más tarde en la vida, a veces no hasta la edad adulta. La forma adquirida de la diabetes insípida ocurre con mayor frecuencia en los adultos y la aparición de los síntomas puede ser lenta.

Diagnóstico de la diabetes nefrogénica insípida

Los bebés y los adultos con diabetes insípida pueden desarrollar rápidamente deshidratación si ingieren poco agua, están en un ambiente demasiado cálido o sufren alguna otra enfermedad. Los bebés con DNI corren riesgo de sufrir episodios repetidos de deshidratación, lo que puede resultar en debilidad, confusión, sequedad de las mucosas, piel seca y pérdida de peso. Si no se trata a tiempo, podemos hablar de deshidratación severa.

 Los episodios repetidos de deshidratación severa pueden dar lugar a alteraciones significativas incluyendo convulsiones, daño cerebral, retrasos en el desarrollo, y discapacidad física y mental. Sin embargo, con el diagnóstico y el tratamiento oportuno, la inteligencia y el desarrollo suelen ser normales.

Debido a la excreción crónica de grandes cantidades de orina, con la edad pueden aparecer más síntomas de diabetes nefrogénica insipida, incluyendo mojar la cama por la noche (enuresis nocturna), la acumulación anormal de orina en los riñones (hidronefrosis), hinchazón (distensión) de los uréteres con la orina debido a bloqueo (hidrouréter), y una vejiga anormalmente grande (megavejiga). Algunos individuos desarrollan ensanchamiento (dilatación) del tracto urinario.

Los adultos con DNI también pueden desarrollar hipotensión ortostática, una condición en la que hay una disminución dramática en la presión arterial al sentarse o ponerse de pie. La hipotensión ortostática puede provocar mareos o pérdida momentánea del conocimiento (síncope).

1 Comentario

  • Diabetes nefrogénica insipida: diagnóstico y tratamiento,

    […] Diabetes nefrogénica insípida: síntomas … 5 days ago […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Diabetes nefrogénica insípida: diagnóstico y tratamiento
    Siguiente
    Qué es la diabetes insípida nefrogénica: causas