La Navidad es una época por excelencia de comilonas, cenas copiosas, picoteo, dulces por doquier, bebida en grandes cantidades… Todo eso se resume en días de empacho y dolores de estómago, que bien podrían evitarse optando por recetas más saludables y por el control de las cantidades. Como esto es harto improbable, la siguiente opción es saber cómo curar el empacho por las comidas de Navidad.

Formas de evitar el empacho durante las navidades

Curar el empacho no es una tarea tan sencilla como evitarlo. El descontrol navideño en la alimentación se traduce en un malestar y una saturación en el estómago que tardará varios días en desaparecer. Sin embargo, puedes tomar nota de algunos consejos a seguir para que el empacho se te pase cuanto antes, o no te afecte demasiado.

Practicar deporte

Por supuesto, no se trata de ponerte a correr nada más terminar de comer, porque con toda probabilidad acabarás vomitando. Quiere decir que deberías aumentar el ejercicio en las horas previas a la comida o cena, porque así habrás gastado más energía

Beber mucha agua

Beber agua hará que sientas tu estómago saciado antes de comer, lo que implicará que comerás menos que si llegas al banquete con hambre. Además, el agua ayuda a digerir, así que es fundamental en cada momento del día.

Alternar comidas

Si un día te pasas más de la cuenta con la ingesta de alimentos, dulces, y alcohol, procura dar un respiro a tu organismo durante al menos los dos o tres días posteriores. Si tienes empacho y no dejas de comer, la cantidad de energía acumulada en tu organismo hará que te sientas peor cada día.

Remedios naturales

Las infusiones o los masajes abdominales pueden ayudar a mejorar los síntomas del empacho, siempre y cuando se realicen de una forma adecuada. Para recibir un masaje profesional que elimine el empacho, deberías acudir a un médico que sepa lo que hace, porque de otra forma no funcionará.

Lavado intestinal

En última instancia, si el empacho no desaparece de forma natural, quizá sea necesario que te aplican un lavado intestinal por medio de preparados especiales que pueden incluir infusiones. Para evitar llegar a este punto, recuerda que está en tu mano seguir los consejos adecuados ante un empacho.

Como ves, curar el empacho por las comidas de Navidad es posible, pero lo más efectivo es evitar que se produzca controlando la cantidad de comida y bebida que se ingiere. Cuida de tu salud para pasar unas navidades inmejorables y que no se vean estropeadas por las comilonas.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Esperanza de vida con ELA y cómo se vive con la enfermedad
Next reading
Cómo es el proceso de pasteurización de la leche