El aceite de oliva es uno de los productos estrella de nuestra gastronomía, y también en nuestra vida diaria. Durante muchos años se han investigado sus propiedades más allá del sabor en la preparación de algunos deliciosos platos, y se puede afirmar sin temor a equívocos que se han demostrado sus buenas propiedades para la salud y para la belleza. Sus características lo convierten en un producto a tener en cuenta en el día a día, pero, ¿cuáles son los principales beneficios del aceite de oliva?

Principales beneficios del aceite de oliva

Son muchos los beneficios del aceite de olvida virgen extra consumido en crudo, por lo que deberías consumirlo con frecuencia en tu dieta.

Ayuda a mantener un peso saludable

Aumenta la sensación de saciedad y contiene grasas que podrían estimular la pérdida de peso. Conviene consumirlo con moderación, ya que puede llegar a tener un efecto laxante en el organismo.

Alivia algunas dolencias

Tiene una acción antiinflamatoria que puede ayudar a disminuir los dolores que aparecen en algunos músculos o articulaciones. Por lo general, las personas que lo consumen a diario padecen menos dolores que quienes no lo hacen.

Ayuda a prevenir el deterioro mental

Las grasas saludables monoinsaturadas contenidas en el aceite de oliva pueden retrasar o impedir el deterioro mental. Esto implicaría la posibilidad de evitar la aparición de enfermedades como el Alzhéimer o la demencia senil.

Tiene propiedades anticancerígenas

El alto contenido de ácido oleico en el aceite de oliva podría frenar la aparición del cáncer, además de otros componentes como antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualeno. Se ha demostrado que las personas que consumen este producto con frecuencia tienen una menor incidencia de cáncer.

Fortalece el sistema inmunológico

Los antioxidantes y otros nutrientes presentes en el aceite de oliva fortalecen el sistema inmunológico para que pueda protegerse de virus, bacterias y otros microorganismos relacionados con todo tipo de enfermedades.

Disminuye la presión arterial y controla el colesterol

El consumo habitual de aceite de oliva ayuda a disminuir los niveles altos de presión arterial gracias a las grasas saludables de su composición. Estas grasas se encargan además de aumentar los niveles de colesterol bueno y estimulan la eliminación de colesterol malo, lo que implica además prevención de problemas cardiovasculares.

Estos son solo algunos beneficios directos del consumo de aceite de oliva virgen. Pero es que, además, tiene importantes beneficios en la belleza física, ya que aumenta el brillo del cabello e hidrata visiblemente la piel. Si te queda alguna duda de los principales beneficios del aceite de oliva, lo que debes hacer es empezar a consumirlo de forma habitual, porque así podrás comprobar por tu cuenta todo lo que este producto puede hacer por ti.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es la fototerapia en dermatología
Siguiente
Adelgazar después de Navidad: tips para perder peso tras Reyes