La ansiedad en un trastorno común que afecta a una gran parte de la población, sin hacer distinción de edad, sexo, o clase social. Nuestro ritmo de vida con un creciente número de responsabilidades y problemas, genera estrés que se va acumulando. En condiciones normales, los seres humanos están preparados para asumir este estrés, e irlo liberando poco a poco, pero a veces este proceso de liberación es insuficiente. Esto conlleva a las conocidas crisis de ansiedad, que pueden llegar a provocar la inhabilitación completa de las personas. Vamos a explicarte cuáles son los síntomas físicos de las crisis de ansiedad y cómo superar la ansiedad.

Crisis de ansiedad: Síntomas físicos

Los síntomas de ansiedad son muy extensos y variados, afectan al sistema cardiovascular, al respiratorio, al digestivo, locomotriz, y por supuesto nervioso, entre otros. Podríamos hacer una extensa lista de síntomas de ansiedad, desde dolor en el pecho, sensación de ahogo, pérdida de peso, vértigos, etc. Pero a quien ha sufrido un ataque de ansiedad no hace falta enumerárselos. Los ataques de ansiedad son una sensación de pánico exagerado, el corazón se te acelera y no sabes cómo pararlo, te cuesta respirar y buscas hacer un inspiración profunda para llenar tus pulmones, como si así fuese a relajarse tu corazón. Sientes una presión en el pecho, que buscas frotar con tus manos esperando que se pase, pero no se pasa. Tienes mareos, sientes como si se te fuera la cabeza, e incluso puede que se te llegue a contracturar el cuello. Aparecen temblores, y una sensación recorre tu cuerpo, una sensación de que tienes que salir corriendo, no sabes ni cómo ni a donde, pero tienes que escapar.

Estos síntomas de ansiedad vienen acompañados de miedo; miedo a que te pase algo, miedo a que algo salga mal, inclusive, miedo a morir. La afección cardiovascular es tan sintomática, que muchas de las personas afectadas tienen miedo a sufrir un infarto, lo que únicamente agrava la crisis de ansiedad. Lógicamente, estos ataques de ansiedad van acompañados de un fuerte nerviosismo, llegando al punto muchas veces de no poder fijar la mirada en un punto concreto, o en una persona.

Habitualmente, las personas que sufren crisis de ansiedad creen que padecen alguna enfermedad mayor, que les origina todos estos síntomas de ansiedad, lo que provoca una crisis de ansiedad más aguda, lo cual aumenta los síntomas de ansiedad, entrando en un círculo vicioso.

¿Cómo superar la ansiedad?

Los ataques de ansiedad son algo muy frecuente. Inclusive, en un organismo sano son algo natural y necesario ligado al instinto de supervivencia. Los seres humanos poseemos diversas respuestas fisiológicas para decidir en un instante si debemos luchar o escapar en una situación comprometida. La ansiedad forma parte de la respuesta fisiológica, que nos avisa, junto al miedo, de que algo no va bien. Si esta se produce de forma controlada, es necesaria y beneficiosa, pero se vuelve un problema si se descontrola y se vuelve crónica.

En el tratamiento para la ansiedad, el primer paso de todos es asumir que el individuo está sano, y que sus afecciones son únicamente de origen psicológico. Esto nos debe llevar a buscar cual es la fuente que está produciendo los elevados niveles de estrés a los que está sometido el individuo, y eliminarla. Al eliminar la fuente de ese estrés, el organismo comenzará a recuperarse, pero aún no está todo hecho.

Para combatir la ansiedad, hay que ayudar al organismo a eliminar el estrés almacenado. El ejercicio de forma regular es un perfecto tratamiento para la ansiedad de eficacia comprobada para eliminar los síntomas de ansiedad. Además, los ataques de ansiedad suelen ir acompañados de, o bien ocasionar trastornos obsesivos compulsivos, por lo que ocupar la mente en actividades culturales o al aire libre, ayuda significativamente a eliminar los comportamientos repetitivos que son fuente de estrés. El enfermo de ansiedad debe adquirir una consciencia propia de lucha interna si siente que lo invade un ataque de ansiedad, y mentalizarse de que todo está bien. Si los síntomas de ansiedad son demasiado agudos, para combatir la ansiedad se puede recurrir a terapia cognitivo conductual con un especialista.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Qué es una epidemia y qué epidemias existen en la actualidad
Siguiente
Beneficios de los besos para la salud: 10 motivos para besar